#3erDebate: Meade golpea, AMLO se enoja y Anaya se engancha; Bronco, perdido

AMLO y Anaya discutieron hasta el punto en el que el conductor Carlos Puig tuvo que interferir y pedir que se enfocaran en las preguntas que habían enviado los ciudadanos.


En una noche que México no olvidará en bastante tiempo, los cuatro candidatos presidenciables se reunieron al filo de las 21:00 en la sala de exposiciones temporales del Gran Museo del Mundo Maya, de Mérida, Yucatán.

Ahí, desataron fieros ataques pero muy pocas propuestas y soluciones de las que tan necesitada está nuestra patria.

Así abrió el debate el panista Ricardo Anaya, quien afirmó que primero revisará los gastos del Gobierno, y señaló que “no es momento de aumentar impuestos”. Además, prometió mejorar los ingresos de los mexicanos y liberar de ISR a los salarios menores a 10 mil pesos mensuales.

Anaya, entre sus primeros señalamientos, dijo que en caso de resultar electo presidente, creará una fiscalía para investigar a Enrique Peña Nieto.

AMLO, de inmediato, se montó en su caballo de batalla y dijo que terminará con la corrupción “porque es el cáncer que está exterminando a México”. Afirmó que cortará “el copete de privilegios en el Gobierno” y que reforzará el mercado interno. Aseveró que hará lo posible por mantener el TLCAN, crear un plan de austeridad e insistió en que acabará con la corrupción:

“No habrá necesidad de aumentar los impuestos”, “no habrá gasolinazos”.

En este punto, fue donde el priista José Antonio Meade, soltó el primer golpe y sugirió que si se sigue el plan de AMLO, los mexicanos enfrentarán desempleo y pobreza creciente hasta en 30%. Propuso crear instancias y guarderías, más escuelas de tiempo completo, y dar becas para que las mujeres regresen a las escuelas:

“Lo único que sabe hacer AMLO es destruir empleos”.

Jaime Rodríguez “El Bronco”, prometió incrementar el ingreso de los mexicanos a $350 diarios. Dijo que bajará el IVA y el ISR “quitando a todos los flojos del Gobierno”:

De esta forma, se dio paso a uno de los “bombazos” del debate.

AMLO y Anaya discutieron hasta el punto en el que el conductor Carlos Puig tuvo que interferir y pedir que se enfocaran en las preguntas que habían enviado los ciudadanos.

Esto, luego de que Anaya indicara que el ingeniero José María Riobóo participó en el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el cual no fue aceptado y por eso se acercó a López Obrador para “echar pestes” del NAIM.

Anaya preguntó a AMLO si era o no corrupto, después de mostrar una foto donde aparecen el tabasqueño y Riobóo juntos. “No, yo no soy corrupto” , aseguró López Obrador. Anaya también preguntó a AMLO si renunciaría en caso de que él mostrara los documentos que probaban sus dichos, a lo que AMLO contestó:

“No soy corrupto como tú”.

Anaya finalizó la discusión indicando que existen documentos que prueban lo anterior.

Y también el caso de corrupción de Odebrecht salió a relucir con presuntas implicaciones de Meade y AMLO.

Meade afirmó que el socio de esta petrolera en México es la familia Jiménez Espriú, y que uno de sus miembros es propuesto por AMLO como titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Mientras que la vinculación de presunta corrupción contra José Meade la hizo el panista Ricardo Anaya al asegurar que éste se implicó directamente en el caso cuando era Secretario de Hacienda.

#calavera