Auditoría le recuerda a Pemex que compró muy cara una planta en ruinas

Se lo dijeron, pero Pemex no escuchó, compró una planta que no había sido usada en 14 años y pagó un sobreprecio de 93.1 millones de pesos.


La Auditoría Superior de la Federación (ASF) señaló en su informe que Pemex pagó de más por una planta industrial de agro nitrogenados en mal estado que compró en 2014.

La fábrica de urea, ubicada en el Complejo Petroquímico de Pajaritos, en Veracruz, costó 275 millones de pesos, 93.1 millones de pesos más de lo que indicaba el avalúo que hizo el Indaabin, en el cual también advertían el deterioro en 60% de la estructura, reportó el diario Reforma.

Según el rotativo, en tiempos de Emili Lozoya, Pemex había negado las advertencias que le hicieron sobre el estado del inmueble, que había estado en desuso durante 14 años.

“La adquisición de la planta de fertilizantes se realizó sin efectuar evaluaciones sobre la condición de los bienes, toda vez que según Pemex, ‘el vendedor se opuso, ya que de hacerlo se perdería la garantía de los mismos’”, dice la publicación en portada el día de hoy.

El costo de rehabilitación de la fábrica se incrementó 142% debido a su mal estado y hasta enero de 2017 seguía sin producir urea.