Cae IFT en tentación de censurar

ift

Continúa en riesgo la libertad de expresión


El organismo que en algún momento se debió convertir en el defensor de las audiencias parece que cayó en la tentación de convertirse en censor de los medios.

Impacto Diario publicó este miércoles que el vocero del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) le hizo una llamada bastante incómoda al director de uno de los semanarios más importantes de América Latina para reclamar la orientación de su publicación.

Así como lo lee, lo leímos en dicho diario, pero además lo confirmamos. El señor Mario Emigdio Maraboto Moreno, director de Comunicación y Medios del tan llevado y traído IFT, decidió llamar el lunes pasado al padre Hugo Valdemar Romero, vocero de la Arquidiócesis de México y director del Semanario Desde la Fe, para reclamarle por el artículo que el periódico católico publicó el fin de semana pasado y que aquí en Noticias en la Mira le reseñamos.

“¡Cómo se atreven Padre Valdemar, qué autoridad profesional tienen para opinar sobre el tema..!”, dijo el vocero.

“No es una pelea de ustedes, se subieron al ring equivocado”, agregó, como si Valdemar no fuera, además de sacerdote, responsable de una publicación y por lo tanto defensor de la libertad de expresión.

La actitud del IFT demuestra que la crítica a los Lineamiento Generales de Defensa de las Audiencias que hizo Desde la Fe no estaban faltos de razón. Una de las cosas que más se temen por dichos lineamientos, es que las autoridades se conviertan más en censuradores que defensores. La llamada de Maraboto parece confirmar ese miedo.

Valdemar tuvo que colgarle al funcionario.

“Nadie, en 14 años que dirijo Desde la Fe, se ha permitido hablarme como tú”, fue lo último que oyó el vocero de Gabriel Contreras, presidente del Instituto.

Hoy, sabemos que el Jefe del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto, lanzó una controversia constitucional contra la Ley del ramo y sus lineamientos. Aún está en duda si se defenderá verdaderamente la libertad de expresión, pero sí se nota que es un derecho que está nuevamente en riesgo.