Donald Trump: el candidato “perdedor” que se hizo presidente

Todas las encuestas favorecían a Hillary, ¿qué fue lo que pasó?


Nadie se lo imaginaba. Perplejo, el mundo miraba el televisor mientras se coloreaba de rojo: sí, Trump estaba ganando las elecciones de Estados Unidos.

 

¿En qué momento pasó?

Todas las encuestas aseguraban lo contrario. Incluso, a dos días antes de las elecciones,Hillary Clinton se posicionaba entre 3 y 5 puntos arriba del magnate estadounidense. Medios como Washington Post o The New York times, colocaban a Clinton con una posibilidad de ganar de hasta un 88% mientras Trump sólo tiería un 12%.

 

Pero ocurrió: todo se salió del control de lo predecible y estado por estado, Trump fue declarado como ganador.

 

La confusión

 

Fuera de Norteamérica, pocos entendían lo que ocurría porque, de hecho, Hillary sí consiguió más votos que Trump (2.8 millones para ser exactos). Sin embargo, el proceso electoral en el país vecino es distinto: la votación es de manera indirecta. Y aunque la candidata demócrata tuvo más votantes, sólo consiguió 20 estados, mientras que el político de la rubia cabellera, logró 30.

 

 

Los votos favorables se concentran en ciertos estados mismos que, probablemente, no fueron del todo considerados en las encuestas.

 

Al final, fallan

 

Con todo y los bajísimos números en aceptación, Donald Trump llegó a la presidencia de Estados Unidos. Entre protestas, dudas y escepticismo, se colocó en las preferencias electorales aun contra todo pronóstico.

 

No podemos perder de vista que las encuestas sólo son cuestiones probabilistas. Es decir, van marcando tendencias, no prediciendo el futuro. Nos guste o no, es algo que debemos tener en cuenta en vísperas de los procesos electorales.

 

 

 

Con información de:

 

The New York Times

 

CNN

 

BBC