Esperaban priistas más de Ochoa sobre expulsiones

Rodrigo Medina y Fausto Vallejo, ex gobernadores de Nuevo León y Michoacán, respectivamente, también se podrían sumar a las expulsiones de César Duarte y Roberto Borge


Enrique Ochoa Reza se ha quedado corto. El presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional le ha quedado a deber a sus militantes por la expulsión de las filas de este partido político de los ex gobernadores de Chihuahua, César Duarte y Roberto Borge de Quintana Roo.

Algunos de los asistentes a la XXXVIII Sesión Extraordinaria del Consejo Político Nacional del tricolor esperaban, más allá del banderazo de salida para la elección de sus candidatos en 2017,  algunas noticias contundentes que dieran visos de la expulsión del PRI de los ex gobernadores acusados de actos de corrupción.

El compromiso, dijeron las fuentes, es que la Comisión de Justicia Partidaria y Ochoa Reza tienen que dar a conocer los dictámenes correspondientes para su expulsión.

Al parecer habrá sorpresas, dentro de la lista de los posibles expulsados de las filas del tricolor también se encuentra el ex gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, de Michoacán, Fausto Vallejo, quien en muchas ocasiones ha sido advertido de su expulsión, pero que ha tenido la capacidad de encarar a la Comisión de Justicia Partidaria de su partido, como lo hizo el pasado 11 de noviembre, cuando acudió a la sede nacional de PRI para saber si existía algún expediente en su contra.

Por lo pronto, el Revolucionario Institucional enfrentará una dura batalla para sacar al candidato de “unidad” a la gubernatura del Estado de México entre los que se perfilan José Manzur, Alfredo del Mazo Maza, Carolina Monroy del Mazo y Alfonso Navarrete Prida, principalmente.

Se avizoran tiempos aciagos para el PRI.