No habrá sanciones por no separar la basura en la CDMX… pero podría

En una primera etapa no habrá castigos, con el propósito de que la ciudadanía tome conciencia pero en el mediano y largo plazos, si no se cumple con la norma, los trabajadores de limpia no recogerán los residuos.


La secretaria de Medio Ambiente local, Tanya Müller García, aseguró que el gobierno capitalino analiza el imponer sanciones a los ciudadanos que incumplan con la separación correcta de la basura a partir de este 8 de julio, cuando entre en vigor la Norma 024.

Aclaró que en una primera etapa no habrá castigos, con el propósito de que la ciudadanía tome conciencia de la necesidad y los beneficios que genera la separación de desechos, pero en caso contrario en el mediano y largo plazos, si no se cumple con la norma, los trabajadores de limpia no recogerán los residuos.

Al hablar sobre la Norma 024 de separación de basura, la funcionaria capitalina destacó la importancia de que la ciudadanía asuma la cultura de separación de residuos, pero sobre todo, evite tirarla en la calle, porque se afecta la red de alcantarillado.

Mencionó que cada persona genera 1.5 kilogramos de residuos sólidos por día; en tanto que las delegaciones que más basura generan son: Cuauhtémoc con mil 300 toneladas; Gustavo A. Madero, mil 700, e Iztapalapa con dos mil 200.

Durante una reunión de trabajo que se llevó a cabo en la Asamblea Legislativa, destacó que en forma conjunta con la recolección de orgánicos e inorgánicos; habrá un manejo especial los domingos para residuos sólidos voluminosos, como son refrigeradores, estufas, entre otros enseres domésticos.

En presencia del presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, Leonel Luna Estrada, así como legisladores de todos los grupos parlamentarios, la titular de la dependencia capitalina agregó que de esta manera Ciudad de México se une a red internacional de manejo de residuos de acuerdo a cumbre C40.

En tanto, el titular de la Agencia de Gestión Urbana, Jaime Slomianski Aguilar, aseguró que con una producción de más de 13 mil toneladas de basuras diarias, la Ciudad de México está entre las cinco localidades en el mundo que más genera desechos.

Precisó que el gobierno capitalino gasta más de dos mil millones de peso anuales para financiar el manejo de su basura mandando ocho mil 500 millones de toneladas a rellenos del Estado de México.

Durante su participación en la reunión, Slomianski Aguilar advirtió que si el Estado de México cerrara las puertas para recibir la basura que se genera en la capital del país, se generaría una grave crisis para esta ciudad.

Por ello, expuso se debe avanzar en la política Basura Cero, donde se le dé un trato adecuado a los miles de toneladas de residuos que generan los más de nueve millones de habitantes de la capital del país, más las ocho millones o nueve millones de personas que diario visitan la Ciudad de México.

Explicó que con la separación de la basura, se propone pasar de un modelo de costos en su tratamiento, a un modelo de valor, tal como sucede en las principales ciudades del mundo, donde se aprovecha para generar energía eléctrica.

Subrayó que enterrar la basura en los rellenos sanitarios sólo genera contaminación hacia arriba y hacia abajo, es decir, por una parte despide gas metano, que a su vez produce ozono; en tanto que origina exiliados que contaminan el subsuelo y los mantos acuíferos.

Tras señalar que al enterrar la basura se pierde su valor, Slomianski Aguilar comentó que se tienen dos proyectos: el de biodigestión y el de termovalorización, con las que se pretende generar electricidad, aprovechándose la basura, siempre que se tenga éxito en la separación de los residuos sólidos.

Detalló que se envían diario a la planta de composta del Bordo Poniente mil 200 toneladas de desechos orgánicos; unas 800 toneladas se van a la industria cementara, mientras que otras dos mil toneladas de basura reciclable son separadas y tratadas por los propios trabajadores de limpia.

 

 

#NELM05