La jugada que debe hacer el PAN para combatir al próximo gobierno

PAN

El famoso “Jefe Diego” habló sobre el problema que tiene enfrente el partido si no se pone a trabajar en lo interno antes de lo externo.


Estamos a casi un mes de que el contundente triunfo de Andrés Manuel López en la elección presidencial y las heridas de los demás partidos perddedores siguen cicatrizando, al menos uno de ellos, el Partido Acción Nacional (PAN) busca lograr esta medida.

Uno de esos personajes azules que quieren cambiar el chip es el famoso excandidato presidencial, Diego Fernández de Cevallos quien en su columna en el diario Milenio señaló la ruta que deberá seguir el partido a partir de ahora.

“Quien piense que ese debe ser nuestro más caro anhelo, que nos justifique como partido político, estará reconociendo —a escondidas— que ve la política como botín y que no está dispuesto a vivir fuera del presupuesto”, comenta el panista.

Se viene un gran problema para México

Diego Fernández es claro con su idea desde que se dio a conocer el triunfo de AMLO, puede ser que exista un retroceso histórico para el país con la llegada del tabasqueño a la presidencia.

“No, los panistas tenemos un deber ético superior: asumir que fuimos llamados a dar, no a recibir, y el momento actual nos exige entender que México empieza una etapa de involución histórica de consecuencias impredecibles, en cuanto tiempo y devastación”, detalló.

Con esto, Diego es contundente:

“Para que el PAN recobre unidad y fuerza, y para que vuelva a merecer la confianza de la mayoría de los electores, mucho ayudarán los líderes dispuestos a rechazar cargos internos y de gobierno, para darse a la tarea —como en los primeros tiempos— de mover las almas de hombres y mujeres de buena voluntad para incorporarlos en este proyecto humanista y democrático, defensor de las personas y de las instituciones, de la propiedad privada y de la social, de las libertades individuales y del Estado de Derecho, del valor del trabajo y de la solidaridad, y de la defensa de los bienes de la naturaleza, para lograr el ideal troquelado en el himno del PAN: “Una patria ordenada y generosa, y una vida mejor y más digna para todos”, concluye.

Aquí la opinión completa