Perredistas critican corrupción, pero ocultan pasado

Dolores Padierna y Alejandra Barrales, se abanderan como impulsoras de un cambio en México, pero se comportan con la misma opacidad que critican.


Tanto la presidenta nacional del PRD, Alejandra Barrales, como la senadora y líder de bancada Dolores Padierna han sido voces críticas de la corrupción en México.

La senadora perredista Dolores Padierna afirmó en una entrevista que si el fiscal anticorrupción estuviera ya en funciones, el secretario de comunicaciones y transporte, Gerardo Ruiz Esparza, ya hubiera sido cesado.

No obstante, hace tiempo dejó de hacer mención de su relación con los escándalos de su esposo, René Bejarano y Carlos Ahumada.

Tampoco habla de su intento por negociar una plaza de trabajo en Pemex, con el líder sindical, Carlos Romero Deschamps.

Por su parte, Barrales promueve al Frente Amplio como la oportunidad de cambiar a México.

Sin embargo, cuando realizó su declaración patrimonial, dejó fuera un departamento en Miami, valuado en 990 mil dólares, recursos de los cuales no aclaró el origen.

Ambas políticas han sido señaladas precisamente por criticar la opacidad en otras personas, pero actuar de igual forma.

 

 

#NELM05