El responsable de que Chiapas se convierta en un “polvorín” electoral

Chiapas

Sigue creciendo esa bola de nieve política llamada Chiapas. ¿Tendrá solución el problema?


El fin de semana, en Noticias En La Mira te contamos del problema que se estaba orquestando en el estado de Chiapas de cara a la elección de la candidatura a gobernador de la entidad. (El problema que se le viene a EPN y al PRI)

Ahora, como si se tratara de una bomba, ya se sabe quien resultó ser el responsable de que la disputa política interna esté por reventar la coalición del PRI, PVEM y PANAL en el estado.

Resulta ser que Aurelio Nuño, el coordinador de la campaña de José Antonio Meade fue quien arremetió contra los acuerdos que se habían planteado meses atrás con los miembros del Partido Verde e impuso a un candidato allegado al priismo.

Lo que se sabe es que Nuño y Enrique Ochoa Reza, el presidente del PRI, impusieron a Roberto Albores para que fuera el elegido para la candidatura. Hasta aquí, los hechos decían que nada podía salir mal, pero no fue así.

Para lograr dicha acción, uno de los fundadores del Partido Verde, Jorge Emilio González, había negociado que el nuevo presidente del partido fuera Carlos Puente, un personaje puesto por la oficina de Buenavista e Insurgentes y con aceptación de Nuño.

Dicha acción terminó por molestar a muchos miembros del Partido Verde en las tierras chiapanecas ya que era una clara muestra de que las cosas que seguirían, irían en contra de los intereses de ese partido.

Sin escuchar a nadie

La presión fue tal que muchos partidarios del verde señalaron que explotaría una “bomba” política que no dejaría algún beneficio más que para una persona; Andrés Manuel López Obrador.

Dentro de todo este problema, Manuel Velasco, gobernador actual de la entidad metió un “manotazo” en la mesa a la hora de negociación. El mandatario estatal pidió recapacitar dicha decisión ya que para nadie es secreto que los negativos que Roberto Albores maneja, en la campaña electoral terminarán por cobrarle factura y entregarán el estado a Morena.

Aunque la advertencia fue sustentada con hechos, presentando a Luis Armando Melgar, también senador por Chiapas como una opción viable y que podría ser un personaje afines de ambos lados, el mismo presidente aceptó lo impuesto por Nuño y Ochoa Reza, comentando al gobernador que no habría forma de cambiar la designación.

¿Qué pasará en el estado? ¿Habrá cordura o simplemente el gran ganador de la elección en el estado será Morena?