Se compadece INE de México

El Instituto Nacional Electoral puso el ejemplo y anunció recortes en su gasto en atención a la situación económica que atraviesa México


El Instituto Nacional Electoral (INE) dio muestras de humanidad y anunció cinco medidas de austeridad ante la situación económica que vive México, entre ellas, suspender la construcción de su nueva sede.

Con esto se van a ahorrar los mil 70 millones de pesos que estaban destinados a la construcción del edificio que se construiría sobre Viaducto Tlalpan.

No obstante, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, aclaró que la obra se retomará cuando la coyuntura pase y las condiciones sean favorables.

Los recursos serán puestos a disposición de las autoridades hacendarias para que sean asignadas en áreas prioritarias para el gasto del Estado.

Córdova anunció también un recorte salarial del 10% para los consejeros electorales y la Junta General Ejecutiva ampliada.

Además renunciaron a la prestación de teléfono celular para asumir el costo por su cuenta.

Otra medida es realizar informes trimestrales sobre el ejercicio de su presupuesto, en lugar de hacerlo hasta que termine el ejercicio fiscal.

Finalmente, anunciaron que revisarán la política de uso de vehículos oficiales y no aumentarán el presupuesto para gasto en gasolina.