Subastas de slots, una medida que afectaría a las aerolíneas

Subasta IATA

Los aeropuertos saturados en tráfico suelen evitar el uso de las subastas para asignar espacios a las empresas aéreas, en México se busca lo contrario.


La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) emitió la semana pasada su resolución final del expediente para regular los horarios de despegue y aterrizaje -mejor conocidos como slots- para las aerolíneas que operan en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. 

Algunas de las recomendaciones buscan mejorar las demoras y cancelaciones que registran las aerolíneas en el aeropuerto debido a su saturación. Otras medidas buscan regular el intercambio, cesión y subasta de horarios.

La subasta de horarios no es una práctica internacionalmente reconocida como una medida para mejorar la operación de las aerolíneas. Por el contrario pone en riesgo la conectividad entre destinos. 

A nivel mundial únicamente los aeropuertos de Guangzhou y Shanghái Pudong, en China, utilizan este método con resultados negativos. De acuerdo con las recomendaciones de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que agrupa a más del 85 por ciento de las líneas aéreas en el mundo, el mecanismo de subasta favorece a las empresas aéreas que ofrecen una mayor cantidad de dinero por el horario que se subasta, en lugar de aquellas aerolíneas que pueden darle un mejor uso en términos de conectividad. 

Si bien la actual Ley de Aeropuertos en México considera el mecanismo de subasta, éste nunca ha sido utilizado. Incluso en las Bases para la regulación de aeropuertos saturados que propuso la Secretaría de Comunicaciones y Transportes hace unas semanas, eliminó las subastas para alinearse con las mejores prácticas internacionales en aeropuertos saturados.

Las reglas mundiales para la operación de aeropuertos congestionados están contenidas en las Directrices Mundiales de Slots (WSG, por sus siglas en inglés) que consiste en el “canjeo” de slots”, es decir, un cambio de horarios entre aerolíneas cuando una empresa necesita operar en un horario específico. 

El aeropuerto capitalino y las aerolíneas nacionales e internacionales tienen hasta la última semana de julio para interponer los recursos legales que consideren necesarios contra la resolución de la Cofece publicada el pasado 4 de julio.