Teléfono Descompuesto

teléfono donald trump

El presidente Donald Trump dice que Enrique Peña Nieto, le llamó para felicitarlo por su política migratoria. La cancillería lo niega y una transcripción de la primera llamada telefónica entre ambos líderes, revela como el mandatario estadounidense le pidió a su homólogo mexicano no hablar más del muro.


Donald Trump asegura que el presidente Peña Nieto le dijo por teléfono que los cruces en la frontera sur de México disminuyeron gracias a la política migratoria de su administración. Trump claramente lo tomó como un cumplido.

La declaración la hizo antes de tomar protesta a John Kelly como su jefe de asesores. Durante la junta, Trump reconoció el trabajo de Kelly al frente del departamento de seguridad Interna, especialmente en materia de inmigración.

Trump no ocultó su admiración. “El general Kelly, quien será Jefe de la Oficina de la Presidencia, todos los conocemos, los respetamos, y admiramos lo que ha hecho en Seguridad Interior, donde lo que ha hecho es nada menos que milagroso. Pues como saben, la frontera era un problema tremendo, y ahora estamos cerca de detener cerca del 80% de los cruces ilegales. E incluso el presidente de México me llamó y me dijo que en su frontera sur muy pocas personas llegan porque saben que no podrán pasar a través de nuestra frontera… lo cual es un gran elogio”, dijo durante dicha reunión.

QUE DICEN QUE NO

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE) negó que Peña Nieto haya llamado recientemente a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, como lo dijera el mandatario estadounidense.

De hecho, la última comunicación entre ambos presidentes, citada por la Cancillería, ocurrió el 7 de julio cuando acudieron a la cumbre en Hamburgo, Alemania para hablar de inmigración. Y ahí, Peña Nieto le comentó a su homólogo estadounidense que las repatriaciones de mexicanos desde ese país habían disminuido 31% para el periodo de enero a junio de 2017, comparado con el mismo lapso del año previo. Y también le dijo que en este primer semestre de 2017 la inmigración hacia México desde Centroamérica y Sudamérica había bajado alrededor de 47%, en su comparación anual.

LA LABOR DE KELLY

Durante su estancia al frente de Seguridad Interior, Kelly pilotó con éxito la campaña de inmigración del presidente: ICE, el brazo ejecutor de las deportaciones, ha arrestado a aproximadamente 75,000 residentes indocumentados hasta julio. Al mismo tiempo, los informes de personas que intentaron entrar ilegalmente en Estados Unidos han caído dramáticamente.

Ahora la salida de Kelly hacia el ala Oeste de la Casa Blanca dejará un vacío, ya que el departamento se ocupa de los detalles de la imposición de la prohibición de viajar que Trump diseñó, así como de darle seguimiento a la construcción del muro fronterizo y de atender las amenazas terroristas contra la aviación.

Kelly es visto dentro y fuera de la Casa Blanca como un funcionario capaz. Incluso algunos demócratas lo ven como el miembro más sensato del gabinete. Pero eso es probable que cambie una vez que entre a la Casa Blanca, donde se convertirá en un blanco político para la izquierda.

UN SUCESOR ACTIVO

El sucesor que señalan algunos medios de comunicación es Michael McCaul, el jefe republicano del Comité de Seguridad Interna. De hecho, él estuvo entre los candidatos en noviembre y recientemente envió una propuesta de ley de inmigración que dotará de 10,000 millones de dólares para construir el ansiado muro de Trump en la frontera sur de su país e incrementará el número de agentes fronterizos a 5,000. Tanto el muro, híbrido entre cerca, barda tecnológica y aditamentos aéreos como los policías fronterizos resguardarán la línea durante los próximos cuatro años.