El Tío, el que “embarró” a Rafa Márquez y el Julión

Tío

Raúl Flores Hernández, alias el Tío, se caracteriza como un delincuente con recursos para relacionarse y lavar dinero.


El Tío es quien tiene a Rafa Márquez y a Julión Álvarez en problemas.

Ambos se han declarado inocentes de delitos vinculados con el narcotraficante y, si es cierto, eso habla del sigilo y discreción con que se mueve el Tío en sus negocios ilícitos; y si no, ambos personajes, tan queridos por la afición al futbol y a la música de banda, están en graves problemas.

Raúl Flores Hernández, alías en Tío, es considerado por los Estados Unidos uno de los narcotraficantes más importantes en México, a la altura de “El Chapo” o “El Mayo Zambada”.

Al parecer su especialidad es el lavado de dinero. Se le atribuyen relaciones tanto con el cártel de Sinaloa como el de Jalisco Nueva Generación.

Flores, detenido por motivos de extradición, todavía en el Reclusorio Norte, está por cumplir 65 años y según las investigaciones estadounidenses, se dedica al tráfico de cocaína desde hace más de 40 años.

Pero aparentemente su mayor fortaleza está en su red financiera con la que, a través de familiares y amigos, ha construido una red de empresas con las que oculta su dinero mal habido.

Se habla de que posee una riqueza de miles de millones de dólares en sociedad con terceros.

Se sabe que en 2013 estuvo preso, pero que en 2015 logró su libertad.

En 2010, las autoridades mexicanas lo relacionaron con el asesinato del candidato de la coalición Todos somos Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú.

El problema para Márquez y Álvarez consiste en que el gobierno de Estados Unidos ha demostrado que el futbolista tiene más de 20 años de relación con el narcotraficante, y Julión, alrededor de una década.

#NELM01