Venezuela acusa al gobierno mexicano de las agresiones a sus diplomáticos

venezuela

Samuel Moncada, embajador de Venezuela ante la OEA, y Gustavo Tovar-Arroyo, abogado y activista de derechos humanos, exiliado en México, protagonizaron un choque verbal en las instalaciones del hotel Moon Palace de Cancún, sede de la 47 Asamblea General de la OEA.


Samuel Moncada, embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos, y Gustavo Tovar-Arroyo, abogado y activista de derechos humanos, exiliado en México, protagonizaron un choque verbal en las instalaciones del hotel Moon Palace de Cancún, sede de la 47 Asamblea General de la OEA.

En un video que circula en redes sociales, se observa el cruce de palabras entre ambos. Moncada acusó a Tovar-Arroyo de ser un “vendido a los americanos“, mientras este le arrojaba un billete y le decía “toma tu limosna” y lo tildaba de asesinó preguntándole “¿cuántos niños vas a matar?”.

“Han permitido que agresores se filtren dentro de las instalaciones del hotel, aquí puede haber cualquier loco con armas infiltrado y la seguridad mexicana aún no ha aparecido”, indicó el diplomático venezolano luego de la discusión.

Además, acusó al gobierno mexicano de ser “cómplice” de las “agresiones” hacia él desde su llegada al país.

En tanto, a través de una nota de prensa, el abogado y activista hizo “responsable a la dictadura venezolana de cualquier cosa que pueda sucederme a mí o a mi familia”.

“Ayer en la noche cuando caminaba junto a mi esposa por el lobby del hotel Moon Palace, agentes de la dictadura chavista me abordaron para acusarme de “traidor” y de estar vinculado con el gobierno de Estados Unidos. Le respondí que ni soy traidor ni estoy vinculado con ningún gobierno extranjero, que tan sólo soy un venezolano más que clama por libertad en su país.

​Me amenazaron y dijeron que de estar en Venezuela me harían a mí y a mis hijos lo mismo que le hacen a los jóvenes que protestan en las calles exigiendo comida, medicina y libertad. Es decir, dispararme en la cabeza o en el pecho para silenciarme por “golpista”.

Mi respuesta ante la amenaza fue en el mismo tono, les dije que estábamos en México y que como mexicano no me podían amenazar de muerte en este país. Les recordé que el único golpista había sido Hugo Chávez, quien asesinó a miles de venezolanos cuando intentó llegar al poder en 1992, que yo ni sabía disparar”.

Para este lunes se tiene previsto que la OEA celebre la segunda sesión de la reunión de cancilleres sobre la crisis política en Venezuela.

Entérate más: Existe un deterioro real de las condiciones democráticas en Venezuela: Videgaray

 

 

#NELM06