El apoyo que terminará de hundir a Ricardo Anaya

Dicen los que saben que al precandidato panista se le va a salar la candidatura presidencial.


Ricardo Anaya está hipotecando su candidatura a cualquier precio.

El último dato disponible, según diversas informaciones, atiende a lo que le podría costar el respaldo del llamado intelectual Jorge Castañeda.

Sí, el que fuera secretario de Relaciones Exteriores de Vicente Fox durante el bochornoso episodio en el que le dijeron a Fidel Castro “comes y te vas”, por instrucciones de George W. Bush.

Castañeda, en ese entonces, era compañero de gabinete de quien es hoy el nuevo padre político de Anaya: Santiago Creel.

Vale la pena recordar que Anaya ha tenido a otros dos padres políticos a los que ya ha traicionado: el exgobernador de Querétaro, Francisco Garrido Patrón, y Gustavo Madero, exdirigente del PAN.

Pero esa es otra historia…

Dicen los que saben…

Castañeda empezó con la cruzada de las candidaturas independientes, y es uno de los responsables de que en México, ahora sea posible que haya personas ajenas a los partidos que busquen un cargo de elección popular.

Aunque también existen políticos que buscan los cargos diciendo que son independientes luego de que en sus partidos no los pelaron, como a Margarita Zavala, quien el propio Anaya la orilló a que renunciara del PAN.

Vale la pena recordar que Castañeda es muuuuuy cercano a la maestra Elba Esther Gordillo, quien fue priista, luego apoyó a Fox, después regresó al PRI, luego fundó Nueva Alianza y respaldó a Calderón y ahora está aliada con López Obrador.

Pues bueno, resulta que Castañeda, quien ahora se la pasa hablando bien de Anaya y el Frente, tiene un plan macabro: cobrarle el favor de ser un buen publirrelacionista de Anaya en los medios de comunicación mexicanos y extranjeros, a cambio de que si Anaya logra ganar la presidencia, lo nombre, nada más y nada menos, que ¡Embajador de México en Estados Unidos!.

Ahí nomás…

¿Ustedes creen que haya muchos panistas, perredistas o movimientociudadanistas que estén contentos con esta jugada de Anaya, Creel y Castañeda?

Ya veremos…