:)

CDMX

Con palos y piedras, comerciantes agredieron a feministas en Bellas Artes

“No las vamos a dejar, pinches montoneras”, les gritaban

Publicado

on

Todo un zafarrancho se suscitó la tarde del sábado 10 de abril cuando mujeres que instalaron un mercado feminista fueron agredidas por un grupo de vendedores ambulantes a las afueras del Palacio de Bellas Artes. 

De acuerdo con la información, las mujeres instalaron su bazar en la explanada de la Alameda Central cuando los vendedores de puestos cercanos se unieron y llegaron con palos y piedras para golpearlas. 

“No las vamos a dejar, pinches montoneras”, les gritaban, mientras testigos aseguran que las mujeres no estaban haciendo nada para provocar algún enfrentamiento. 

Aunque el objetivo de instalar la “mercadita feminista” era protestar de forma pacífica ante la violencia económica que viven las mujeres, los hombres lo impidieron e incluso lanzaron líquidos no identificados a las asistentes. 

Sin embargo el asunto no paró ahí, pues elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC-CDMX) llegaron al lugar y no detuvieron el enfrentamiento e incluso hay quienes aseguraron que ellos también amedrentaron a las feministas e incluso las encapsularon.  

Varios internautas apuntaron que esta no fue la primera vez que se registra un enfrentamiento contra las mujeres de este tipo, además de que esta vez había adultos mayores y niños en los alrededores. 

Tras el enfrentamiento, la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México dijo a través de un comunicado que los elementos de la policía auxiliar de la SSC  sí resguardaron la integridad de las personas involucradas. 

Además, elementos del ERUM atendieron a una mujer de 46 años con una cortadura en la cara y a un hombre con una  contusión en el costado izquierdo.

LEER MÁS: Piden alto a la tala ilegal en San Miguel Topilejo

Al día siguiente, el 11 de abril, las feministas regresaron al lugar para denunciar la violencia que vivieron al intentar poner un bazar en espacio público que buscaba concientizar que las mujeres son las que más empleos e ingresos perdieron durante la pandemia por coronavirus.  

AT