:)

CDMX

Exhiben condiciones de abandono y maltrato de felinos en santuario Black Jaguar-White Tiger

Personal de Profepa ya se presentó en el predio ubicado en la Carretera Picacho Ajusco, Tlalpan

Publicado

on

Black Jaguar-White Tiger
Foto: @azcarmx

La Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México A.C. (AZCARM) interpuso una denuncia contra Eduardo Mauricio Moisés Serio, dueño del “Gran Santuario Mexicano Jaguar Negro-Tigre Blanco” (Black Jaguar-White Tiger) por las condiciones de abandono y maltrato en las que mantienen a los felinos.

Esto luego de que el ambientalista Arturo Islas Allende exhibiera en redes sociales a dicho “Santuario”, el cual se convirtió en un holocausto para los felinos, aseguró.

En el video difundido en sus redes sociales, el activista explicó que durante dos años una trabajadora recaudó información, videos y pruebas contundentes de lo que ocurren dentro del Black Jaguar-White Tiger.

Tardó tiempo en compartir por miedo, me busco y le dije que me llevara, fui pude ver, grabar y ser testigo del horror, llevo ya tiempo visitándolo periódicamente, se ingresó una denuncia a Profepa y otras autoridades hace días y no ha pasado nada no reaccionan”, denunció.

También recordó que se trata de animales en peligro en extinción, por lo que es importante rescatarlos de dichas condiciones que ponen en riesgo sus vidas.

AZCARM explicó que en 2015 la fundación Black Jaguar-White Tiger obtuvo el registro de la Semarnat como predio e instalación que Maneja Vida Silvestre de forma confinada fuera de su hábitat natural.

Dicho santuario se encuentra ubicado sobre el kilómetro 36 de la Carretera Picacho Ajusco, en Santo Tomás Ajusco, alcaldía Tlalpan y alberga más de 300 felinos como tigres, linces, jaguares, panteras y leones de todas las edades.

LEE TAMBIÉN: Hallazgo de fósiles resuelve el misterio de cómo los pandas se hicieron vegetarianos

Asimismo, la Asociación de Zoológicos aseguró que la fundación perdió su registro y tuvo que trasladar a los felinos a un predio donde no cuentan con las medidas de seguridad ni los permisos necesarios para albergarlos.

La fundación tampoco cuenta con planes de manejo de vida silvestre, legal procedencia de los ejemplares, marcajes adecuados ni con ningún tipo de medidas sanitarias de bienestar para los animales, incumpliendo completamente con la normatividad vigente”, añadieron.

Ante esto, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que ya tiene conocimiento de las denuncias sobre las malas condiciones en las que se encuentran varias especies felinas.

También aseguró que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ya se presentó al lugar para verificar las condiciones de los ejemplares, sin dar más detalles de cómo van a proceder contra el santuario y su dueño.

RECIBE LAS NOTICIAS MÁS IMPORTANTES DEL DÍA POR WHATSAPP; MANDA LA PALABRA ‘ALTA’ AL DARLE CLIC AQUÍ