:)

CDMX

Margarita Saldaña, lista para volver a sacar lo mejor de Azcapotzalco

Con Va por México, la candidata aspira a repetir la historia de éxito y progreso que ya tuvo en la alcaldía

Publicado

on

Margarita Saldaña Azcapotzalco
Foto: Especial

En medio de una crisis económica de la que la Ciudad de México no se termina de recuperar, y con mucho por hacer, Margarita Saldaña mira hacia las elecciones de 2021 con la aspiración de convertirse en alcaldesa de Azcapotzalco, un cargo que ocupó anteriormente.

Fue entre los años 2000 y 2003, cuando las alcaldías todavía eran conocidas como delegaciones, que Saldaña se ocupó de Azcapotzalco con una brillante administración que al día de hoy los habitantes recuerdan, principalmente por su efectivo programa cíclico de trabajo.

En una entrevista concedida a la periodista Lourdes Mendoza Peñaloza, la candidata de la Alianza Va Por México, quien actualmente está en empate técnico con Morena en cuanto a popularidad en la alcaldía, de acuerdo con las encuestas, atribuye la buena recepción de su candidatura a una mezcla de factores: la mala gestión de la 4T en la localidad y el buen recuerdo que la gente tiene de sus labores como jefa delegacional.

“Por un lado, hay una queja muy fuerte de la ciudadanía en el sentido de que la delegación ha decaído mucho”.

Desde esta perspectiva, Saldaña ha observado que las expectativas que Morena generó no fueron cumplidas; y por el contrario, muchas de las obras que esperaban no se han realizado; que hay otras que la gente no quería, y, sin embargo, se hicieron.

Asimismo, pese al paso de los años, los vecinos de Azcapotzalco aún recuerdan

“De alguna forma, se acuerdan mucho de esa época. La gente constantemente menciona que hice una iluminación total… de nuestro programa de alarmas vecinales… se acuerdan mucho de la atención que yo les daba”.

Reviviendo el programa cíclico

Una de las fórmulas del éxito de Margarita Saldaña durante su primera gestión, resalta, era su esquema cíclico de trabajo; un programa que contemplaba dedicar cada día de la semana para abordar un punto clave en el desarrollo de Azcapotzalco:

“Los lunes cívicos, yendo a las escuelas, viendo sus necesidades; los martes vecinales, yendo a las colonias, caminando las colonias, con la gente; preguntándole qué se necesitaba y planeando cómo íbamos a trabajar ahí. Estaba también el miércoles ciudadano, en donde recibíamos a todo el mundo sin citas ni palancas”.

El jueves era dedicado al tema de la seguridad pública: en la mañana era hacer un análisis con los jefes de sector: con el fiscal del Ministerio Público; y por las tardes con los comités vecinales de seguridad pública, había comités especiales para que se abordara el tema; los viernes nos dedicábamos al tema cultual;  los sábados de la unidad, donde se daba mantenimiento y atención a las unidades habitacionales; y, por último, los domingos se ocupaban para ayudar en fiestas patronales y otras celebraciones.

Este modelo de trabajo, recuerda, le permitió ver que realmente se estuvieran atendiendo las necesidades de los vecinos; y, desde luego, es un modelo que aplicará de convertirse en alcaldesa:

“Eso le encantaba a la gente; y ahora que de alguna manera lo he estado platicando con algunas personas que se me acercan y todo eso, pues es algo que me piden; que me dicen que ojalá volvamos a tener. Esa periodicidad”.

Reactivar Azcapotzalco

No obstante, Margarita está consciente de que las necesidades de los habitantes han cambiado con el paso del tiempo, por lo que no planea replicar el programa cíclico exactamente como era antes.

Hoy, apunta, hay un interés específico en trabajar en el desarrollo económico de Azcapotzalco; la alcaldía fue igual de afectada que el resto en la Ciudad de México por la pandemia demcovid-19 y los cierres de negocios que ha dejado a su paso.

“Los restaurantes tuvieron que estar cerrados; los gimnasios; todos los servicios estuvieron cerrados durante la primera fase del confinamiento; casi todo estuvo cerrado en su totalidad”.

Por tal razón, los viernes, anteriormente dedicados a la cultura, se enfocarán en la tarea de reactivar la economía local.

Para ello, la candidata de Va Por México ya tiene un proyecto para empezar:

“En nuestra alcaldía la gente no tiene empleo y tenemos que hacer que de alguna manera haya una sinergia entre la zona industrial de Azcapotzalco, que son varias; no solamente es Vallejo, tenemos Xochinahuac, tenemos San Antonio; pero también tenemos una alcaldía que se ha vuelto mucho de servicio. Los lugares de servicio necesitan emplearse, necesitan personas; y pues qué mejor que hubiera la oportunidad de que fueran a emplear a los de Azcapotzalco, a los que viven aquí”.

Saldaña considera que una de las principales complicaciones para el desarrollo de nuevos negocios es que no dejan de circular todas estas revisiones que le hacen a uno y que luego acaban con sellos de suspensión en muchos lugares. Eso también sigue pasando.

En lugar de orientar a las personas para que puedan tener en regla todos los puntos para operar de manera regular en el marco de la ley, dependencias como el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) se encargan únicamente de supervisar las fallas y sancionar a los dueños de los negocios, con suspensiones y multas que afectan mucho más a las ya escasas inversiones.

El reto de empoderar a las mujeres

Cuando se le preguntó a la candidata si está dispuesta a generar una agenda en favor de empoderar a las mujeres, y que se deje de normalizar la violencia de género y la falta de estancias infantiles y cantidad de apoyos que han ido perdiendo durante los últimos años, Margarita Saldaña fue contundente:

“Hoy es un tema obligado entrarle al reto”.

Para Margarita Saldaña, en Azcapotzalco hay mucho por hacer al respecto. En primer lugar está el tema de la desaparición de las estancias infantiles:

“Pensar, como se dijo, que con los abuelos se resolvía el problema, es imposible; más ahorita, en medio de la pandemia. A los que menos queremos arriesgar son a los adultos mayores”.

Ante esta urgencia, la candidata busca hacer algo parecido a lo que hizo Santiago Taboada en Benito Juárez: él encontró una fórmula para que en dicha alcaldía por lo menos se conservaran 10 de esas guarderías.

Por ello, considera que es importante ver de qué manera se puede empezar en Azcapotzalco nuevamente con ese programa de estancias infantiles, porque, en sus palabras: “son muy necesarias para las mujeres; las mujeres necesitan trabajar, necesitan seguir con su vida”.

Otro punto clave en el reto de la asociación 50+1 es la erradicación de la violencia de género. Desde esta perspectiva, Saldaña tiene muy claro que el principal quehacer es en materia de coordinación con las autoridades de Seguridad.

Por ello, señala que hace falta:

Tener una estrecha relación de muchísima comunicación y coordinación con la fiscalía en Azcapotzalco; para que todo lo que tenga que ver con denuncias de violencia familiar, de acoso, de violencia en general, incluida la cibernética, sea atendido y no pase por alto por ninguna instancia.

“A veces lo que se necesita es coordinación, y estar muy de cerca con quien esté al frente de la fiscalía”.

Este no es un tema desconocido para ella, pues recuerda que durante su primera gestión tenía una estrecha coordinación con los dos fiscales que hubo durante su período, y fue algo fructífero en materia de seguridad.

“Vamos a hacer cursos, y vamos a hacer talleres; y vamos a hacer todo lo que sea necesario para que las mujeres no solamente conozcan todos sus derechos, sino que en un momento determinado tengan otro tipo de oportunidades de desarrollo: para el empleo, para la capacitación; hasta para atender mejor su situación personal”, concluye.

Con el lema “Sí hay de otra, atrévete a cambiar; con Margarita Saldaña mejoraremos Azcapotzalco”, la candidata se mantiene firme en su camino a dar a la alcaldía la transición que los vecinos piden en medio de un momento crítico.

EC