:)

CDMX

Proponen pedir pruebas PCR en antros de CDMX, con tal de abrir

El sector está desesperado por reactivar su economía tras 15 meses de cierre

Publicado

on

antros prueba pcr
Foto: Especial

Dueños de antros y discotecas de la Ciudad de México han llegado al grado de proponer la petición de pruebas PCR negativas de covid-19 con tal de poder abrir sus establecimientos.

Tras 15 meses de cierre forzado debido a la pandemia, la desesperación y necesidad de reactivar este sector económico ha llevado a los involucrados a maquinar todo tipo de medidas con las que podrían mitigar el riesgo de contagio al tiempo que pudieran volver a operar.

Desde esta perspectiva, Helking Aguilar, presidente de la Asociación Mexicana de Bares, Discotecas y Centros Nocturnos, dijo que:

“Entendemos que el bar y la discoteca en estos nuevos tiempos no van a ser como eran antes. La autoridad piensa que queremos regresar a escenas de dos mil personas brincando (en la pista de baile). El servicio será más de convivencia que de discoteca”.

El empresario que encabeza la organización que cobija a más del 70 por ciento de los negocios que operan en la CDMX detalló que otros establecimientos se han adaptado a esa nueva realidad: “eso es lo que queremos, que nos den chance de adaptarnos también”.

Para poder hacerlo, se han comprometido a cumplir todas las medidas sanitarias que aplican los otros establecimientos, como gel antibacterial, registro de código QR, uso de tapete desinfectante, entre otros; pero también pedir a sus clientes una prueba negativa de covid-19.

Entérate: Profeco sanciona 126 negocios por alzas en huevo, pollo, leche y carne

El saldo de 15 meses de cierre es una pérdida de derrama económica de más de seis mil millones de pesos al mes, dijo, y que de los mil 500 negocios que tienen como giro principal el de bar, antro o discoteca, mil 200 han cerrado o han tenido que traspasar el local para no seguir pagando renta; con ello se ha parado su operación y se perdieron empleos directos.

No menos de 50 han tenido que invertir recursos para convertirse en restaurantes y apegarse al programa Reabre, que permite a antros, bares y discotecas operar como y bajo las reglas de restaurantes.

EC