:)

Actualidad

Hechizos y aquelarres: las brujas en la Edad Media

¿Por qué eran temidas estas mujeres en el medievo?

Publicado

on

Foto Wikimedia commons

Las brujas han sido por milenios seres temidos debido a su relación con el supuesto poder manejan, así como su presunto vínculo con el Diablo, no por nada es uno de los personajes más socorridos en la celebración de Halloween en la cultura anglosajona. 

Leer también: Zombies, de monstruos carnívoros a entes sociales

Definir en que época se desarrolló la imagen de la bruja es complicado, sin embargo tuvo un gran auge en la Edad Media.

Muchas de las brujas que se relacionaron a este tiempo, se describían como seres malvados, debido a que eran féminas con poder, y dentro de la época, tener a una mujer con estas características y que no siguieran al marido o al hombre con el que se encontraba o no tener una figura masculina, era causa de maldad.

Como consecuencia de ello, comenzaron a existir libros en torno a la magia, sobre todo aquellos alusivos a como reconocer a una bruja y los efectos adversos que podían mantener de acuerdo al poder que tenían y los tratos con el diablo.

Uno de los libros que sobresalieron en la época fue el Malleus Maleficarum o el Martillo de las brujas, mismo que se publicó a finales de la Baja Edad Media y el Renacimiento. Dentro del libro se podía observar las maneras de identificar, interrogar y castigar las prácticas de la brujería, así como conocer a los aliados de las brujas, entre ellos se encontraban los íncubos.

Los castigos que se presentaban para aquellas que resultaban ser brujas eran brutales, pues solían utilizar instrumentos de tortura, los que se adecuaban al pecado que habían cometido.

Cabe señalar que en el medievo la brujería estaba relacionada directamente con la naturaleza, por lo que aquellas mujeres que estaban dotadas de conocimientos sobre la medicina de la época, también eran consideradas brujas y torturadas por sus atrocidades.

Sin embargo, los hombres temían a estas mujeres, pues al tener contacto con directo con el diablo, se creía que podían llevar a cabo maleficios en su contra o contra alguna parte de su cuerpo, sobre todo si ellas estaban unidas en lo que se conocía como un aquelarre.

Dentro los aquelarres las brujas se reunían en la noche para hacer diversos rituales alabando a Satanás y a la primera mujer que desobedeció a Dios, Lilith. Cabe señalar que había tipos de magia donde si usaban sacrificios humanos, sobre todo cuando querían bailar con el diablo.

A pesar de los disturbios que se dieron en la época y los sacrificios humanos, la imagen de la bruja no desapareció, pues se mantenían presentes aquellas mujeres dotadas de inteligencia para la herbolaría y con conocimientos del bien y el mal, que llevaban a cabo rituales en torno a un favor.

En todas las culturas la brujería ha existido, pero aquellas que retoman como eje principal la enfocada en la Edad Media, llevan a cabo más rituales, pero también más persecuciones, pues si bien, ya no se castiga como en la antigüedad, utilizar esa magia es mal visto en la actualidad.

Una de las series que refleja muy bien estos eventos es El mundo oculto de Sabrina, misma que presenta la importancia de los aquelarres, así como la convivencia que tienen con el diablo y los diferentes demonios de la tradición.

Así mismo, presenta el miedo del pueblo y las reacciones que la gente tiene ante la brujería, aunque es una visión más cercana a la famosa cacería de Salem, también mantiene ciertos elementos medievales, como el hecho de que Lilith es uno de los personajes principales o la manera de conjurar hechizos y como mantienen su anonimato ante la sociedad.

A pesar de que no son las únicas referencias al medievo, si es una de las más cercanas a la eventualidad, así como fiel a las costumbres de las brujas medievales.

KS

RECIBE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES DEL DÍA MEDIANTE WHATSAPP; ENVÍA LA PALABRA ‘ALTA’ AL DARLE CLIC AQUÍ

Noticias en la mira NELA

Publicaciones relacionadas