:)

Estados

5 de septiembre: Día de las Vaquitas marinas; ¡Quedan menos de 20!

Es una especie endémica de México, y una de muchas considerada en peligro de extinción

Publicado

on

Vaquita Marina

El 5 de septiembre se conmemora el Día de la Vaquita Marina, una especie endémica de México, que habita en el norte del Golfo de California y es una de las muchas especies mexicanas consideradas en peligro critico de extinción, pero, ¿por qué es importante esforzarnos para conservar y proteger a este animal?

Con alrededor de 55 kg. Y 1.5 metros de largo, es el cetáceo más pequeño del mundo, y es el único mamífero marino mexicano miembro de la familia Phocoenidae (marsopas verdaderas).

Se caracteriza por su corto hocico y cabeza redondeada con parches negros en los ojos y labios.
Sin embargo, es el mamífero más grande de su zona, por lo tanto, se trata de un depredador clave que mantiene a raya la población de otras especies y por ende, frena el surgimiento de plagas. 

Su muerte puede acarrear grandes pérdidas económicas para las corporaciones pesqueras, pero también puede desatar grandes estragos en el mundo marino, sobre todo en la costa mexicana. 

¿Por qué están en peligro de extinción?

De acuerdo con el Comité Científico de la Comisión Ballenera Internacional, actualmente quedan entre 4 a 17 ejemplares con al menos tres crías.

La critica situación de su declive poblacional se debe a diferentes factores, principalmente a las malas políticas en cuanto a la pesca en México, la captura incidental y el aumento de la actividad pesquera.

Primero, a mediados del siglo pasado, fueron las redes totoaberas que a veces se lanzaban desde barcos para la pesca de camarón las que atrapaban vaquitas, luego, a medida que fue aumentando la pesca, las redes para otras especies o para la pesca artesanal cuyo objetivo era el tiburón, el chano o el pez sierra, entre otros, fueron disminuyendo la población del cetáceo.

Pero el problema mayor vino con la pesca de la totoaba, un pez endémico del Golfo de California cuya vejiga natatoria o buche que en china se le atribuyen propiedades curativas casi milagrosas. La creencia está tan arraigada, que a este pez se le conoce como la cocaína del mar y cada pescador puede venderlo en 5 mil dólares.

La pesca del totoaba se realiza con enormes bancos de redes y esta es la razón principal de los decesos de las vaquitas marinas, quienes quedan atrapadas y terminan pereciendo al no poder salir a la superficie a respirar.

Otro factor es que las vaquitas marinas presentan una baja tasa reproductiva, las hembras pueden tener entre 2 y 7 crías en toda su vida.

¿Qué se está haciendo para su preservación?

Muchas organizaciones en protección a la naturaleza han ofrecido varias soluciones a este problema. El principal aporte es motivar a los pescadores a utilizar métodos alternativos de pesca, para sustituir los existentes y así evitar la extinción de este pequeño cetáceo. 

Existen 54 agrupaciones como Centro para la Diversidad Biológica, Greenpeace México, la Asociación Interamericana de Derecho Ambiental, VIVA vaquita y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, entre otras más, que piden al gobierno que se amplíe el programa de eliminación de redes fantasma en el Alto Golfo de California, esto con la finalidad de proteger a las especies marinas que habitan la zona, en especial a la vaquita marina.

Además, solicitan que desarrollen un nuevo programa de artes de pesca alternativa, además piden el desmantelamiento de las redes de tráfico de pez Totoaba por medio de estrategias de inteligencia.

Desde el año 2004, el apoyo de fundaciones mexicanas y estadounidenses, en particular la Alianza WWF-Fundación Carlos Slim, ayudaron al desarrollo y adopción de nuevas formas de pesca en las que no atrapen vaquitas, la capacitación de pescadores y el monitoreo acústico de la población de esta especie.

Cabe mencionar que la nueva titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), María Luisa Albores González, deberá entregar un informe en el mes de octubre con acciones concretas implementadas por nuestro país para el combate al tráfico ilegal de pez Totoaba y el rescate de la vaquita marina al Comité Permanente de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres).

LEER MÁS: Estas son las marcas que están acabando con los orangutanes

¿Qué hacer para celebrar el Día de la vaquita marina?

Lo mejor que puedes hacer para celebrar este día es unir tu voz a la de millones de personas y exigir al gobierno mexicano que imponga un control más estricto en sus costas para los pescadores.

También, puedes compartir información por las redes sociales sobre la vaquita marina, el peligro que está corriendo y cómo ayudarla, siempre utilizado el hashtag #DíadelaVaquitaMarina #MisionVaquitaMarina.

Frida Calderón.

Publicidad
Publicidad