Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Abatidos en Nuevo Laredo, presuntos miembros de la “Tropa del Infierno”

En redes sociales una de las víctimas portaba uniforme militar con siglas del "CDN"; la hermana de otro afirma que si hubiera tenido oportunidad este se hubiera "llevado" a varios…

Ocho presuntos integrantes de la “Tropa del Infierno” al mando del Cártel del Noreste (CDN), fallecieron el pasado 5 de septiembre, en Valles de Anáhuac, Nuevo Laredo. Unos días después el Comité de Derechos Humanos denunció la ejecución extrajudicial de los ocho sicarios a manos de Fuerzas Estatales desplegadas en Tamaulipas.

En tanto se determinan las causas de muerte, medios de comunicación especializados y locales han identificado a algunos de los abatidos, quienes presumían en sus redes sociales, armas y uniformes del CDN.

El Cártel de Noreste ha mostrado su rostro más feroz en las últimas semanas, pues mientras en Tamaulipas es conocido por amedrentar a la población y empresarios, a nivel nacional pasaba desapercibido. No obstante, sus embates contra policías y fuerzas armadas ha comenzado a poner al grupo en una categoría prioritaria de seguridad.

Incluso, gasolineras de Nuevo Laredo han dejado de vender combustible al Ejército Mexicano, debido a que el Cártel las tiene amenazadas para no hacerlo.

Dicho grupo recluta a niños a quienes entrena como sicarios. Tal es el caso de ‘Juanito Pistola’, quien tenía 16 años de edad cuando falleció a bordo de una camioneta junto con otros integrantes de La Tropa del Infierno luego de enfrentarse a los uniformados.

De acuerdo con usuarios de redes sociales, ‘Juanito” se inició muy joven y a los 13 años de edad ya había sido detenido por Fuerza Tamaulipas, quienes poco después lo liberaron.

Foto: Luis Hernández Alias El Wicho Bachas del Cartel Del Noreste, quien es uno de los 8 abatidos.

Así fue la publicación de Cecilia Treviño; su hermano es Nano Treviño uno de los 8 abatidos.

El Comité de Derechos Humanos afirma que el testimonio de una de las hijas de las víctimas es primordial, pues asegura que a su padre le obligaron a ponerse un uniforme militar, además de que los vecinos refirieron que no se escuchó balacera o enfrentamiento en el lugar de la muerte de los ochos presuntos integrantes del cártel.

Solo se escucharon disparos secos, refirieron.

Hasta el momento no han trascendido los nombres de los ocho abatidos, tres mujeres entre ellos.

Según la investigación del comité, la mayoría de los ejecutados fueron sacados de una casa en la calle Héroes de Nacataz, en la colonia Buenavista.

(Con información de El Blog del Narco). DA