:)

Estados

Detienen a Luis Cárdenas Palomino, cercano a García Luna, acusado de tortura

El exfuncionario está en la mira de EUA por lavado de dinero y complicidad con el Cártel de Sinaloa

Publicado

on

Elementos de la Secretaría de Marina (Semar) detuvieron la madrugada de este lunes a Luis Cárdenas Palomino, extitular de la División de Seguridad Regional de la extinta Policía Federal en los tiempos de Genaro García Luna. 

El exmando fue detenido en el municipio de Naucalpan, en el Estado de México, acusado por la Fiscalía General de la República por los delitos de tortura en agravio de Mario Vallarta Cisneros e Israel Vallarta.

Cárdenas Palomino era considerado desde los años noventa el brazo derecho de García Luna, hoy enjuiciado en Estados Unidos. 

Desde hace unos meses la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Santiago Nieto mantenía el ojo en Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García, señalados también por presunto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

El 6 de septiembre de 2020 la FGR abrió una causa penal en contra 13 elementos y exmandos de la Policía Federal acusados de golpear y torturar a cuatro personas detenidas el 27 de abril de 2012.

La imputación señala a Cárdenas Palomino como presunto responsable de ordenar y dirigir la detención y tortura de Mario Vallarta y Sergio Cortés Vallarta, para obligarlos a firmar confesiones, en las cuales ambos aceptaban ser integrantes de una banda de secuestradores.

LEER MÁS: UIF alista denuncia contra primo de Cabeza de Vaca y “varios” servidores públicos

Asimismo, aparecen como víctimas los hermanos Eduardo y Ricardo Estrada, quienes fueron detenidos y golpeados en su domicilio en la misma fecha por 12 policías federales bajo el mando de la mano derecha de García Luna.

Investigaciones de la Fiscalía de Nueva York señalan que Ramón Eduardo Pequeño García Luis Cárdenas Palomino abusaron de sus cargos públicos para permitir al Cartel de Sinaloa obtener “pasaje seguro” en el envío de droga a cambio de sobornos multimillonarios.

Pequeño García y Cádernas Palomino, quienes eran funcionarios de la procuraduría, también son imputados por tres cargos de conspiración para traficar cocaína, cada uno.

AT