:)

Estados

Carlos Joaquín no puede con crisis de sargazo; Tulum es un fango

En los últimos 90 días se han recolectado mil 57 toneladas de alga

Publicado

on

Las playas de Tulum se ven invadidas de sargazo, tan solo el lunes amanecieron con una capa de más de 20 metros de longitud y 50 centímetros de altura que afecta la imagen y el turismo de las costas que dejaron atrás el agua cristalina para pasar a un fango. La crisis ha sobrepasado al gobierno de Quintana Roo encabezado por Carlos Joaquín González, quien no ha logrado mitigar el problema.

En los últimos días la presencia del sargazo comenzó a incrementarse en las playas públicas de la entidad, llegando a cubrir por completo hasta tres kilómetros de estas, entre estas Tulum, Cozumel, Isla Mujeres, Calar, entre otras.

Ejemplo de esta crisis es Playa Paraíso, en Tulum, que amaneció completamente cubierta de esta planta, la cual se extendió en más 20 metros de longitud playa adentro, informaron autoridades.

Los trabajos del gobierno de Carlos Joaquín para contrarrestar los efectos han sido infructuosos e insuficientes para  cierto atenuar la crisis de sargazo en Quintana Roo, que ha sobrepasado los niveles de años previos en los últimos meses, por lo que el pasado 12 de junio se emitió una declaratoria de emergencia en las costas de 10 municipios de la entidad.

Asimismo, en el Diario Oficial del Estado, el 7 de junio, se informó que el estado se encontraba ante un inminente desastre natural que afecta a uno de los principales destinos turísticos de México.

De acuerdo con el alcalde de Tulum, Víctor Mass Tah, hasta hace tres meses el sargazo no era un problema, sin embargo, en los últimos 90 días se han recolectado mil 57 toneladas de alga.

Tales son los niveles de crisis que las áreas naturales protegidas como Banco Chinchorro, Isla Contoy, Xcalac, asó como Biosfera de la Reserva de Sian ka’an, ya comienzan a resentir el arribo del sargazo.

Especialistas ambientales han señalado que las enormes capaz de sargazo ocasionan la muerte de pepinos de mar, erizos y sardinas, además de perjudicar a los pastos marinos y los corales que se encuentran en las costas mexicanas.

Se estima que cerca de mil kilómetros de playas mexicanas se han visto afectadas con el movimiento de algas que se extiende desde el occidente de África hasta el Golfo de México.

DE

ES DE INTERÉS|

Sargazo se expande a playas del Istmo oaxaqueño

Publicidad
Publicidad