:)

Estados

Dejan libre a hombre que habría envenenado a Athos y Tango

Llevará un brazalete electrónico y no podrá acercarse a las víctimas

Publicado

on

Tomada de Dog Vader

El presunto asesino de los perritos rescatistas Athos y Tango fue vinculado a proceso por haber provocado la muerte de los binomios, no obstante, el sujeto llevará su proceso en libertad ya que el delito no se considera grave en el Código Penal. 

El sujeto -que fue detenido por elementos de la Fiscalía General de Justicia de Querétaro el pasado 5 de julio- fue presentado ante la juez de control Jazmín Marisela Huerta, quien determinó que el sujeto deberá llevar un brazalete electrónico y no deberá acercarse a los testigos y víctimas, que además son sus vecinos. 

La abogada del adiestrado de los canes, Mónica Huerta Muñoz, dijo que la vinculación se llevó a cabo por dos delitos, aunque habían solicitado tres. 

Fue vinculado a proceso por el delito contra los animales agravado. Esto tiene una pena privativa de libertad”, recalcó y dijo que impugnarán la decisión de la jueza para que se le otorgue la prisión como medida cautelar.

La defensa también argumentó que la acción fue en contra de la manada de Edgar Martínez, lo que dejó como resultado dos perritos muertos y uno grave; el adiestrador también resultó envenenado al tratar de revivir a sus canes. 

Edgar hizo contacto directo con las secreciones de los perritos al darles RCP. Están los videos marcados, la intoxicación fue leve pero presentó diarrea, mareos, cefalea, motivo por el cual al principio de este evento lo mantuvimos aislado”, añadió.

Athos y Tango, que formaban parte de los perritos rescatitas de la Cruz Roja Mexicana en dicha entidad, fueron envenenados con salchichas. 

LEER MÁS: Maltrato animal, la otra pandemia que se agudiza en México

De acuerdo con el Código Penal de Querétaro, al que dolosamente realice actos de maltrato en contra de animales domésticos o federales, provocándoles lesiones, se le impondrán de 3 a 15 meses de prisión y de 100 a 200 días multa. 

Si dichas conductas provocan la muerte del animal, se impondrán de 15 meses a 4 años de prisión y de 300 a 600 días multa. 

Éstas pueden incrementarse en una mitad si se prolonga innecesariamente la agonía o el sufrimiento del animal; se utilizan métodos crueles; y si además el maltrato queda registrado en imágenes o video.

AT