:)

Estados

Descubren ofrenda en zona arqueológica de Xochitécatl en Tlaxcala

El hallazgo ocurrió en la llamada pirámide circular

Publicado

on

INAH Tlaxcala
Foto: INAH

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron el miércoles una ofrenda con dos figurillas masculinas y los restos de una escalinata en una pirámide de Xochitécatl, en Tlaxcala.

El hallazgo ocurrió en la llamada pirámide circular, al oeste de Xochitécatl, durante los trabajos de conservación en la edificación de un museo de sitio, detalló el INAH en un comunicado.

“Además de encontrar los peldaños, desplantes y alfardas de la escalinata original de este monumento, también hallaron una relevante ofrenda”, agregó el instituto.

Aunque investigaciones previas habían definido al sitio como un “enclave de vocación femenina”, estos vestigios indican la presencia de una sociedad y un gobierno más paritario, al menos al momento de la colocación de la ofrenda en el periodo epiclásico (700-900 d.C.), explicó Laura Ledesma, arqueóloga coordinadora del proyecto.

Esto “puede aducirse tras el hallazgo de siete elementos en la ofrenda, dos de los cuales son figurillas masculinas de 25 centímetros de alto que acompañan a un par de braseros”, agregó Ledesma, citada en el comunicado.

Cada una de las figurillas porta un maxtlatl (taparrabo) pintado en rojo, elaborados tocados, bastones de mando y un rollo de arcilla en la mano, que podría representar papel amate, detalló el INAH.

LEER MÁS: Hallan restos de taller prehispánico en predio de Paseo de la Reforma

“Toda la ofrenda es epiclásica, salvo una figurilla del periodo preclásico (2500 a.C.-200 d.C.), y nos puede estar hablando de la reiteración de un linaje, posiblemente de sacerdotes o algún tipo de jerarca del asentamiento”, explicó la experta.

El resto de las piezas de la ofrenda incluye dos vasijas del tipo silueta compuesta, que han sido registradas y resguardadas junto con las figurillas masculinas, con la probabilidad de que puedan incorporarse a la colección del próximo museo de sitio.

La ofrenda se localizó en el costado poniente del edificio circular y coincide en su colocación y estilo con la temporalidad epiclásica de la escalinata. Además, evidencia rasgos de la tradición totonaca del Golfo de México, destacó Ledesma.

FC