:)

Estados

Detectan posibles casos de cólera en Tula tras inundaciones

Se detectaron brotes de cuadros gastrointestinales que reúnen los criterios operacionales de dicha enfermedad

Publicado

on

Cólera Tula
Foto: Especial

La Secretaría de Salud de Hidalgo informó este martes que se detectaron tres casos sospechosos de cólera en Tula, tras las inundaciones registradas la semana pasada en dicho municipio.

El secretario de Salud Estatal, Alejandro Efraín Benítez Herrera, alertó que debido al contacto con las aguas negras por la inundación de la semana pasada, hay riesgo entre la población de Tula por posibles casos de cólera, leptospirosis y enfermedades gastrointestinales en general.

“Se han detectado brotes de cuadros gastrointestinales que reúnen los criterios operacionales del cólera, es una presunción, no podemos decir que son cólera hasta que tengamos los resultados de laboratorio”, mencionó.

Explicó que, al bajar el nivel de la inundación se reveló la suciedad del lugar ya que toda la zona afectada se encuentra cubierto de lodo putrefacto, el cual, explicó, en el momento en que se asienta y con los vientos que se registran en la zona, esas bacterias, “vuelan” y quedan expuestas al aire libre.

El funcionario estatal precisó que se mantienen brigadas de atención a la población y dijo que instaló una ambulancia con personal de atención médica en los municipios de Tula, Ixmiquilpan y Tlahuelilpan por parte de la delegación en el Estado de la Cruz Roja.

Por otra parte, el secretario de salud llamó a todos los integrantes del Sector a coordinar los trabajos de cada una de las dependencias, para hacer más efectivas las labores de apoyo, así como priorizar las acciones sanitarias para prevenir y disminuir los daños y riesgos epidemiológicos a la salud de la población, sobre todo los problemas sanitarios que se avecinan en los municipios afectados por los fenómenos meteorológicos.

LEER MÁS: Hallan indicios de material genético en Cerro del Chiquihuite

El pasado 6 de septiembre, el desbordamiento del Río Tula y la apertura de las compuertas en presas como Taxhimay y Endho, ocasionaron que calles, comercios y casas quedaran bajo el agua residual, provenientes de drenajes de la Ciudad y Estado de México.

(Con información de Milenio). FC