:)

Estados

Exigen #JusticiaParaBruno, el brutal caso de maltrato animal que indigna a México

El perrito logró conocer el calor de una familia y un hogar en sus últimos seis días de vida

Publicado

on

Internautas y defensores de los derechos animales han exigido a través de redes sociales justicia para Bruno, un pequeño perrito que se ha convertido en una presa más del maltrato animal en México. 

Fue el pasado 4 de octubre cuando el grupo ciclista “TortugaBike” hacían una rodada por Cozumel cuando hallaron al pequeño can en unas condiciones deplorables que les partieron el alma. 

Bruno, como lo nombraron, se encontraba dentro de una bolsa de plástico negra, casi moribundo y en agonía, sin agua, sin comida y con el hocico amarrado. 

Los hombres actuaron rápidamente, lo sacaron de la bolsa y lo desataron, mientras uno de ellos grababa con su cámara el inhumano hallazgo. 

-Hasta del hocico está amarrado. Está bien, está vivo- señala uno de los ciclistas. 

– Sí pero ya está en sus últimas- contesta otro compañero.

-Suéltale güey, tiene el hocico amarrado. ¡No mames! Lo amarraron para que no lo sigan- dice otro testigo. 

– Está deshidratado creo.

Los ciclistas deciden envolverlo en una manta y llevarlo en una canastilla. Luego de las imágenes una mujer identificada en redes como Adriana Grau Lomas los contactó y adoptó al can. 

Bruno tenía daño nervioso, tenía Anaplasmosis (enfermedad causada por garrapatas). Le daban convulsiones que solo el CBD calmaban momentáneamente. Le hicimos prueba de moquillo y gusano de corazón, salió negativo. Le hicimos química sanguínea y radiografías. Bruno tuvo tratamiento de antibióticos, antiinflamatorios, cortisol, antiespasmódico, todo lo que pudiera ayudarse se le dio”, dijo la dueña.

Gracias al amor de Adriana, Bruno pudo conocer el calor de un hogar y una familia durante al menos seis días más. 

Le daba de comer y de tomar con jeringa porque él no podía por sí solo. Le cambiábamos de pañal y de posición para que no se lastimara. Lo sacamos a pasear en coche, dormía cómodo y rodeado de gente”, narró la joven. 

Luego de que la salud de Bruno empeorara, el pasado 10 de octubre la joven decidió dormirlo y acabar con su dolor.

Luego de que el caso se hiciera muy viral, la asociación HOPE Pro Defensa Animal Cozumel han lanzado una petición y han exigido justicia para Bruno, por lo que ya buscan a la persona o personas responsables de tan cruel acto. 

La petición en Change.org ya suma más de 12 mil firmas para exigir a las autoridades que se cumpla la Ley de Protección Animal y se prevengan más actos de este tipo.

(Con información de Infobae). AT

Publicidad
Publicidad