:)

Estados

Fusil Barret .50, la poderosa arma con la que intentaron matar a García Harfuch

El arma habría sido introducida a México durante el operativo “Rápido y Furioso”

Publicado

on

Foto: Especial

Un fusil Barret calibre 50, una de las armas más poderosas en el mundo y de las más usadas por los narcotraficantes en México, fue el artefacto militar usado en el intento de asesinato del titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), Omar García Harfuch. 

La Barret, vista también en manos de los integrantes del Cártel de Sinaloa durante la liberación de Ovidio Guzmán, es muy popular debido a que puede perforar estructuras blindadas… incluso hasta puede impactar en el cemento.

El episodio de este 26 de junio en contra de García Harfuch no ha sido el único registrado contra mandos de la policía con ayuda del arma, pues cabe apuntar que gracias a ella un grupo de delincuentes pudieron derribar en septiembre de 2016 un helicóptero en La Huacana, Michoacán, que dejó cuatro muertos. 

De acuerdo con una investigación de Infobae, desde el año 2006 han sido decomisados más de 190 rifles barret en México, la mayoría en territorio norte en donde cárteles como Los Zetas, Sinaloa y CJNG tienen presencia. 

Con un peso de 4 kilogramos y una altura de 2.5 metros, el arma favorita de los narcos mexicanos es capaz de disparar hasta 70 balas por minuto con un alcance de 2 mil 500 metros. 

El arma ocupa balas de 13.8 centímetros de largo y diámetro de 1.27, como las más de 100 halladas en Lomas de Chapultepec, lugar en donde ocurrió el ataque contra el secretario capitalino. 

LEER MÁS: ¿Quién es Omar García Harfuch, el mando al que el narco intentó matar?

De acuerdo con los informes de Estados Unidos, este tipo de arma fue introducida por primera vez a México a través del famoso y polémico operativo “Rápido y Furioso” durante la administración del entonces presidente Felipe Calderón. 

Se conoce que al menos una treintena de países cuentan con este tipo de armamento, que tiene un costo aproximado de 13 mil dólares por unidad. Aunque se conoce su presencia de ellas en México, las Fuerzas Armadas no pueden hacer uso de ellas debido a que se considera un delito de lesa humanidad. 

El arma favorita de grupos terroristas como Al Qaeda tiene su taller más grande en Nashville, Estados Unidos.

(Con información de Infobae). AT

Publicidad
Publicidad