Indignación y lagrimas en funerales de las víctimas Minatitlán

Uno de los sepelios más emotivos fue el de César Hernández y su hijo, Santiago, de un año de edad