:)

Estados

“La Narcosatánica” busca salir de la cárcel

Sara María Aldrete fue conocida por pertenecer a la banda que usaba a sus víctimas en rituales satánicos

Publicado

on

Foto: Internet

Luego de pasar más de 31 años tras las rejas,  Sara María Aldrete, mejor conocida como “La Narcosatánica”, ha pedido a las autoridades de Tamaulipas su excarcelación con vigilancia de las autoridades y la colocación de dispositivos de localización. 

Con ello, la mujer acusada de delitos contra la salud y homicidios, ha pedido que se le permita pasar en su domicilio los años de condena que aún le restan. 

Su abogado ya entregó la documentación requerida a Rolando Fimbres, Juez segundo de Distrito en Procesos Penales Federales Tamaulipas.

En 1989 fue sentenciada a 647 años de prisión, acusada de ser parte de una banda llamada “Los narcosatánicos”, quienes presuntamente mataban a sus víctimas para cortarlas en pedazos y usar su sangre y algunas partes en rituales.

Sara Aldrete fue la presa más famosa de México por largo tiempo.

LEER MÁS: Por miedo al coronavirus, tiran café hirviendo a enfermera

El caso salió a la luz en abril de 1989 luego de que David Serna, uno de los integrantes de la banda, fuera detenido en un operativo de rutina quienes encontraron en su vehículo droga y un extraño caldero con restos de sangre y huesos, que eran parte del cuerpo del estudiante norteamericano Mark Kilroy, reportado como desaparecido mientras realizaba un viaje a México.

Serna dio pistas sobre la ubicación de la banda que operaba en el rancho Santa Elena, en Tamaulipas, donde la policía encontró enterrados los cuerpos mutilados de 13 víctimas, con cuyos restos preparaban brebajes “mágicos”.

“El Padrino”, líder de la secta, Sara y otros integrantes de la banda lograron huir. Después de tres semanas prófugos, las autoridades lograron interceptarlos gracias a una carta de auxilio enviada por Sara Aldrete.

LEER MÁS: Así ligaba Pedrito Sola en el mundo gay

Los prófugos se encontraban escondidos en un departamento de la colonia Cuauhtémoc y su arresto dio lugar a uno de los capítulos policiacos más recordados por un violento enfrentamiento que terminó con la vida de los “narcosatánicos”.Sara recibió una sentencia histórica y fue internada en Santa Martha Acatitla. En agosto de 2011 fue trasladada a un penal de Mexicali.

AT

Publicidad
Publicidad