Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Sale libre “La Hiena de Querétaro”, la mujer que asesinó a sus 3 hijos

Desde el 10 de septiembre de 1991 fue recluida en el área psiquiátrica del reclusorio de Tepepan…

Hace 30 años, Claudia Mijangos estremeció al país tras asesinar a puñaladas a sus tres pequeños hijos en Querétaro: dos niñas de 11 y 9 años, y un niño de seis. Fue apodada “La Hiena” y desde el 10 de septiembre de 1991 fue recluida en el área psiquiátrica del reclusorio de Tepepan, de donde salió este miércoles.

La mujer asesinó a Claudia María, a Ana Belén y a Alfredo la madrugada del 23 de abril de 1989. Se dice que estaba enamorada de un sacerdote llamado Ramón, que impartía clases en la escuela donde estudiaban sus hijos.

Esto habría desencadenado problemas en su matrimonio a tal grado de que ya no ocultaba el amor que tenía hacia el cura. Tras el divorcio, ella quedó a cargo de los menores.

La escena que encontraron los policías el día del crimen parecía sacada de una película de terror, el piso de la sala y escaleras que conducían a la planta alta del domicilio de clase media, estaban cubiertas de sangre, así como el pasillo de las recámaras.

Sobre un sillón fueron encontrados dos cuchillos de cocina limpios, uno de 40 cm y el otro de 33. Un tercer cuchillo de 31 centímetros se halló en la recámara de sus dos hijas, sobre la alfombra y lleno de sangre.

Se sabe que atacó con cuchillos diferentes a los menores, limpiando dos de ellos antes de provocarse heridas en las muñeca y pecho, con la intención de suicidarse.

Una amiga de Claudia llegó por la mañana y la encontró llena de sangre y desvariando, pensando en un primer momento que había sido atacada ingresó en la casa, donde constató el penetrante olor de la sangre. Huyendo del lugar, llamó a las autoridades.

El mueble donde guardaba los cuchillos

Cuando fue detenida e interrogada aseguró no recordar lo ocurrido, parecía desconocer el destino final de sus hijos.

De acuerdo con los testimonios, ella deliraba y decía que debía preparar el desayuno, luego se angustiaba por tener que ir por ellos a la escuela.

Los peritos determinaron que la matanza duró al menos tres horas.

 

La salida

Al exterior del penal de Tepepan ya la esperaban dos de sus familiares, quienes llegaron por ella a bordo de una camioneta Mazda CX7, iba vestida de azul y con el cabello rubio.

Claudia Mijangos entró a la cárcel a los 33 años, actualmente cuenta con 63 años de edad y podría pasar sus últimos años de vida en Sinaloa.

El magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), José Antonio Ortega Cerbón, indicó que Mijangos deberá permanecer en constante revisión médica y vigilancia, debido al daño en su salud mental.

 

(con información de Milenio, La Verdad y El Diario de Querétaro). DA