:)

Estados

Simulan licitación de desayunos escolares en DIF Morelos

La titular Alejandra Jarillo Soto cambió las reglas para que sólo dos empresas cumplan con los requisitos

La licitación pública nacional presencial EA-N1-2019 que lanzó el DIF de Morelos para la adquisición, de desayunos escolares y despensas parece estar inmersa en una simulación de adjudicación de contratos a favor de dos empresas, de acuerdo a documentos consultados por Noticias en la Mira.

El pasado viernes inició la licitación que concluirá el próximo 12 de abril con 10 empresas interesadas, aunque fuentes cercanas al caso denuncian que el DIF Morelos, a cargo de Alejandra Jarillo Soto, cambió las reglas para que sólo las empresas Comercializadora Don Cacahuato S. de R.L. de C.V. y su hermana, Recursos Navarro S.A. de C.V. fueran las únicas con cumplir los requisitos.

Los interesados denuncian que las instrucciones de la titular fueron solicitar documentación “adicional” e incluso modificaron las características de un empaque ecológico multi-usos en forma de bolsa, a fin de generar un candado que limite y beneficie a la empresa que se busca colocar como licitante para obtener el millonario contrato que se ejercerá en el periodo de mayo a diciembre del año en curso.

Se advierte que los requisitos en la convocatoria emitida el pasado 6 de marzo no contenían ciertas especificaciones que se incluyeron después de nueve días, tras la junta de aclaraciones celebrada el pasado viernes.

Mientras la presentación de las muestras está programada para este martes y el fallo del concurso aún no se da, se presume que los ajustes de última hora fueron para colocar a dos firmas en la fila.

Entre los cambios que se hicieron a la licitación, fueron las modificaciones en tamaño, calidad y presentación de los empaques solicitados para los alimentos.  Originalmente se pidió “una bolsa de tela ecológica resistente con asas superiores y con cuerdas traseras para colgarse en la espalda”, y se cambió a “un empaque ecológico multiusos, mochila y/o bolsas” de material biodegradable.

Las otras empresas que participan en la convocatoria son Escore Alimentos SA de CV; Productos Serel, SA de CV;  Prometo Proyectos Ejecutivos SA de CV; Tiendas Chedraui SA de CV; Agroindustrias Xomor SA de CV; Servicios de Integración Comerciales M.S SA de CV; Comercializadora Passat SA de CV; y Distribuidora de Lácteos de Morelos SA de CV.

Estas firmas han denunciado que solo reciben respuestas vagas de la autoridad luego de que comenzaran a presentar sus inconformidades por encontrar obstáculos en la presentación de los documentos, como el que se hiciera obligatorio incluir una hoja membretada de la empresa, donde se manifieste bajo protesta de decir verdad que el objeto social y la actividad preponderante del concursante coincidan con el objeto de la licitación.

Así, los participantes acusan que el DIF Morelos busca favorecer a Don Cacahuato y a Recursos Navarro, cercanos a funcionarios de la entidad.

Otros cambios que se hicieron fueron al plazo para las modificaciones a las reglas y para que las empresas concursantes presenten la documentación fiscal al SAT, el cual se redujo de una antigüedad no mayor a tres meses, a 30 días naturales del día de apertura de propuestas.

De igual forma desconcierta que el DIF Morelos incrementó el importe de los análisis de muestra de 200 mil pesos a 310 mil pesos.

Tampoco aceptó otorgarles un plazo de 10 días para una mejor coordinación para los ajustados tiempos de entrega, al manifestar que la entrega de bienes es requerida a más tardar el 2 de mayo de acuerdo con el calendario de entrega.

Los proveedores ganadores deberán abastecer de mayo a diciembre al DIF de Morelos, de 6 millones 50 mil paquetes consistentes en 6 millones 50 mil cereales; 2 millones 240 mil frutas deshidratadas; 3 millones 630 mil frutas frescas; un millón 210 mil pepinos y zanahorias picados, así como 300 mil litros de leche descremada.

La presente administración de Andrés Manuel López Obrador anunció hace unas semanas que revisa los contratos que tiene el gobierno federal para la compra de alimentos y medicamentos, a fin de lograr ahorros y evitar actos de corrupción, puesto que en el primer caso se destina un billón de pesos anuales.

Algunos de los participantes en el proceso han denunciado esta licitación “a modo”, pidiendo que dicho concurso, con valor de 157 millones de pesos, se anule al tacharlo de farsa.

Se supo temprano que la Auditoria Superior de la Federación y la Función Pública recibieron este martes una solicitud para revisar esta licitación.

ES DE INTERÉS |

Gobierno analiza contratos de alimentos y medicamentos 

Publicidad
Publicidad