Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Trasladan de penal a Miguel Ángel Treviño, el “Z-40”

Un fuerte operativo se montó esta mañana en inmediaciones del Aeropuerto de Ciudad Juárez…

Z-40
Z-40. Foto: Especial

Miguel Ángel Treviño Morales, el ‘Z-40’, exlíder fundador del cártel de Los Zetas será trasladado este jueves por quinta ocasión de penal.

Elementos de la Policía Federal y de la Gendarmería realizan un operativo en inmediaciones del aeropuerto internacional de Ciudad Juárez, municipio de Chihuahua donde Treviño permanece recluido desde el mes de marzo de 2017 en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 9.

Los primeros informes indicaban que el exZeta sería entregado a Estados Unidos, quien busca su extradición para enjuiciarlo por tráfico de drogas y homicidios ocurridos entre septiembre del 2004 y julio del 2013.

No obstante, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) señaló que el capo viajará a un penal en Guadalajara porque el proceso legal en el que se encuentra no permite que lo trasladen a otro país.

Treviño Morales, también apodado El Judas, fue detenido por elementos de la Marina durante un operativo en el municipio de Anáhuac, Nuevo León, el 15 de julio del 2013.

En 2015, el Z-40 había sido trasladado al Panal de Occidente de Jalisco, luego fue llevado al Centro de Reclusión Federal de Hermosillo, Sonora, posteriormente fue reingresado al penal de El Altiplano y el pasado 23 de marzo fue llevado al Penal Federal de Ciudad Juárez debido a una rotación precautoria.

Inició su carrera criminal en Los Tejas, una banda dedicada al robo y narcomenudeo en Estados Unidos, tras lo cual se unió al cártel del Golfo en 1999, donde se convirtió en uno de los hombres de confianza de Osiel Cárdenas Guillén, entonces líder de dicha asociación delictiva.

Se le conoce por ser un criminal sanguinario. Investigaciones de la Procuraduría General de la República indican que el Z-40 es responsable de ordenar el secuestro y asesinato de 265 migrantes, cuyos cuerpos fueron localizados en fosas clandestinas en el municipio de San Fernando, Tamaulipas, en 2010.

(Con información de Excélsior y Milenio)