:)

LM 360º

Acusan a policías de EUA de asesinar a hispano durante detención

Los agentes usaron la misma técnica que mató a George Floyd

Publicado

on

FOTO: Lizabeth MENZIES / Alameda Police Department / AFP

Mario González, un hispano de 26 años, murió poco después de ser detenido con violencia por la policía de Alameda, California. En un video publicado por la corporación se observa que el hombre fue sometido por un agente que colocó su rodilla sobre su espalda para inmovilizarlo, así como lo hicieran con el afroamericano George Floyd.

El incidente tuvo lugar el pasado 19 de abril en esta localidad del área de la Bahía de San Francisco, cuando las autoridades recibieron la alerta de que González se encontraba merodeando cerca de un parque en aparente estado de ebriedad, y por una zona donde poco antes se había denunciado el robo en una licorería.

El video de una hora de duración, se muestra a tres agentes hablar durante unos minutos con González, quien se encuentra calmado, pero actúa de forma errática y tiene junto a él dos cestos de supermercado llenos de botellas.

Lee también: Biden nomina a latino crítico de Trump para dirigir Inmigración

Luego de 11 minutos, dos agentes lo toman por los brazos para esposarlo, pero González se resiste y tras forcejear, termina boca abajo en el suelo.

Ya en el piso, al menos uno de los agentes presiona con su rodilla la espalda del joven hispano, mientras otro policía le coloca las esposas. Entonces Mario comienza a quejarse y gritar.

Aunque puede apreciarse cómo respira con dificultad, aunque sigue respondiendo a las preguntas de los agentes: “Creo que has bebido demasiado, eso es todo”, le dice entonces uno de los policías, mientras otro le pide que se calme.

Unos instantes después, González pierde el conocimiento, tras lo cual los policías lo giran boca arriba y tratan de reanimarlo.

Aunque fue trasladado para su atención, el hombre falleció poco después en el Hospital.

Tras la difusión del video, captado por las cámaras que portan los policías, los familiares de la víctima acusaron en rueda de prensa a la Policía de haber “asesinado” a González y de haber mentido sobre lo ocurrido, por lo que pidieron que se despida a los tres agentes implicados, identificados por la propia institución como James FisherEric McKinley y Cameron Leahy.