Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Alcaldes pro migrantes son amenazados de muerte en Alemania

Estas amenazas tuvieron lugar días después del asesinato de Walter Lübcke, político a favor de los migrantes…

Foto: AFP

Berlín, Alemania.- Dos alcaldes alemanes favorables a una política migratoria generosa recibieron amenazas de muerte, días después de que un simpatizante neonazi asesinara a un político promigrantes.

La alcaldesa de Colonia, Henriette Reker, y el de la pequeña ciudad de Altena, en Renania del Norte-Westfalia, Andreas Hollstein, ya sufrieron en el pasado ataques con cuchillo.

La alcaldesa recibió amenazas de muerte“, afirmó a la AFP un portavoz policial de Colonia, que indicó que la investigación quedó en manos de la policía judicial de Berlín (LKA).

Por su parte, Hollstein confirmó a la prensa que había recibido amenazas de muerte el martes.

En octubre de 2015, Reker resultó herido gravemente por un simpatizante de extrema derecha contrario a la acogida de solicitantes de asilo en la ciudad.

A fines de 2017, Hollstein, alcalde conservador de una comuna de 17 mil habitantes, presentada como una “ciudad modelo” por la integración de migrantes, se salvó por poco de un ataque con cuchillo perpetrado por un hombre contrario a la acogida de refugiados.

Estas amenazas tuvieron lugar días después del asesinato de Walter Lübcke, un miembro de la Unión Demócrata Cristiana (UDC), el partido de la canciller Angela Merkel.

Ese alto funcionario de 65 años fue hallado muerto de un balazo el 2 de junio en su domicilio en Wolfhagen, suburbio de Kassel (oeste).

La policía detuvo a un sospechoso de 45 años vinculado a la esfera neonazi de Alemania.

Lübcke había defendido claramente, invocando los valores cristianos, la decisión de Merkel de abrir las fronteras a los solicitantes de asilo en 2015.

En octubre de 2015, Lübcke había invitado a los alemanes que no compartían sus valores a que se fueran del país, lo que había provocado una ola de críticas y amenazas de muerte por parte de la extrema derecha.

El asesinato fue aplaudido con comentarios abyectos en las redes sociales pero condenado firmemente por todos los partidos.

Angela Merkel calificó la muerte de Lübcke de “deprimente” y el ministro del Interior, Horst Seehofer, de “atentado terrorista” que constituye una “señal de alarma”.

Foto: AFP

| QT

CONTINÚA LEYENDO |

Colombia y Francia firman “histórico” acuerdo ambiental