Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Altamente polarizado, Brasil va a las urnas

El ultraderechista Jair Bolsonaro, un exmilitar y diputado encabeza la primera vuelta con cerca del 35 por ciento las intenciones de voto…

Brasil elecciones
FOTO: AFP

Los colegios electorales abrieron hoy sus puertas en Brasil a las 8:00 horas locales (11:00 GMT) para que más de 147 millones de brasileños elijan en las urnas a senadores, diputados, gobernadores y, sobre todo, al nuevo jefe del Estado, en unas elecciones profundamente polarizadas.

En un país donde el voto es obligatorio para los electores de entre 18 y 70 años (y opcional para los mayores de 16 y 70), el gran favorito para este primer turno es el ultraderechista Jair Bolsonaro, un exmilitar y diputado que encabeza con cerca del 35 por ciento las intenciones de voto, 12 puntos arriba de su principal rival, el socialista Fernando Haddad.

En su octava elección presidencial desde el retorno de la democracia al país, el proceso se realizará con urnas electrónicas repartidas en 430 mil distritos electorales, lo que permitirá conocer a los vencedores entre los 27 mil candidatos el mismo día.

A partir de las 19:00 horas locales –cuando todos los colegios electorales, incluso los de husos horarios diversos a los de Brasilia, hayan cerrado- se darán conocer los primeros resultados de las encuestas a boca de urna, mientras una hora después, sobre las 20:00 horas locales (23:00 GMT) están previstos los primeros datos oficiales.

Cerca de 280 mil policías, bomberos y fuerzas de seguridad fueron desplegadas por todo Brasil en una operación destinada a garantizar que las elecciones se celebren en un marco de paz que garantice el voto democrático.

No se prevé que ningún candidato presidencial logre más de la mitad de los votos válidos en este primer turno, lo que sería una condición para que no se tenga que disputar una segunda ronda, que está prevista para el 28 de octubre.

Con información de Notimex

ES DE INTERÉS |

Trump acusa a China de querer interferir en elecciones