:)

LM 360º

China desmiente acusaciones de EUA sobre “campos de concentración”

Randall Schriver, secretario adjunto de la Defensa estadounidense, denuncio la semana pasada

Publicado

on

China rechazó el lunes las acusaciones de un alto responsable de Estados Unidos que dijo que unas tres millones de personas, en su gran mayoría musulmanes, estarían internados en los “campos de concentración” de la región de Xinjiang, al noroeste del país.

La región ha sufrido en la última década atentados mortíferos reivindicados por los uigures, miembros de una etnia musulmana que representa cerca de la mitad de la población local. Pekín apunta a “islamistas” y “separatistas”.

La seguridad fue reforzada de manera draconiana estos últimos años en Xinjiang. Y cerca de un millón de ciudadanos están o estuvieron detenidos en los centros de reeducación de la región, según una estimación de un grupo de expertos citado por la ONU y desmentido por Pekín.

Randall Schriver, secretario adjunto de la Defensa estadounidense, describió la semana pasada estos lugares como “campos de concentración“, y estimó que la cifra de detenidos era “probablemente más cercana a los 3 millones“.

Estas declaraciones son “totalmente contrarias a los hechos“, reaccionó en una conferencia de prensa Geng Shuang, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino. “China expresa su fuerte descontento y su firme oposición“, indicó.

Pekín defiende estos establecimientos, asegurando que se trata de “centros de formación profesional” destinados a reforzar las capacidades y actitudes de los habitantes para conseguir un empleo y alejarlos de toda tentación de radicalización islamista o separatista.

China lanzó una gran campaña de comunicación desde octubre y el inicio de las primeras protestas internacionales, invitando a esos lugares a diplomáticos y periodistas, en visitas bien supervisadas.

“Hoy en día, Xinjiang es políticamente estable, su economía se desarrolla y la sociedad es armoniosa. La gente vive y trabaja en paz”, declaró Geng Shuang.

“Exhortamos una vez más a las partes concernidas en Estados Unidos a respetar los hechos, abandonar sus prejuicios, a hablar y actuar con prudencia y a no inmiscuirse en los asuntos internos de China a través del asunto de Xinjiang”, concluyó.

| QT

CONTINÚA LEYENDO |

China enviará una misión tripulada a la Luna

Publicidad
Publicidad