:)

LM 360º

Dumbo, ¿eres tú? Elefantes se embriagan en granja abandonada por covid-19

Los 14 paquidermos habrían consumido 30 kg de licor de maíz

elefantes coronavirus

No todo lo que trajo el coronavirus son historias de muerte y enfermedad. Algunos seres han sido beneficiados con las contingencias que los gobiernos de distintos países han ordenado para evitar la propagación de la pandemia.

Hace unos días se registró que tras vaciarse las calles de Wuhan, China, volvieron a escucharse los cantos de las aves después de años de ser inaudibles por los ruidos de la gente; posteriormente, se anunció que los canales de Venecia, Italia, lucían cristalinos y podía verse a los peces nadando en sus aguas.

En una nueva historia de esa índole, resuena el caso de una manada de elefantes que irrumpió en una granja abandonada por el coronavirus en busca de comida.

El hecho ocurrió en la provincia de Yunan, donde se reportó la presencia de 14 elefantes cerca de una casa de campo local. Cuando las autoridades ingresaron al rancho para aprehender a los invasores, se encontraron con una escena más tierna que atroz:

Los paquidermos yacían recostados sobre los cultivos de maíz. Aparentemente, se habrían embriagado tras consumir unos 30 kilos de licor de maíz, lo que les provocó sueño y los mandó a dormir.

En redes sociales, la noticia fue rápidamente comparada con el clásico de Disney, Dumbo, donde el protagonista, un pequeño elefante, termina usando sus alas para volar tras sufrir los efectos del alcohol que vendían en el circo en que trabajaba.

Es cierto, el brote de nuevo coronavirus ha causado estragos en la humanidad. Tan solo en China, país donde se originó el brote, más de mil trescientas personas han muerto por el covid-19. Por otra parte, en Italia, otra de las naciones más afectadas, las víctimas mortales a causa del virus ascienden a 4 mil 285.

No obstante, justo en esos dos países son en los que otros seres vivos se han hecho presentes a causa de las contingencias humanas. Probablemente, de toda esta crisis, despierte en nosotros la consciencia de que hay muchas especies más que habitan en el planeta y merecen cuidado.

EC

Publicidad
Publicidad