:)

LM 360º

Emma Coronel se declarará culpable de ayudar a “El Chapo”: NYT

La esposa de Guzmán Loera es acusada de conspirar para el escape del capo de prisión y de ayudarlo a dirigir su imperio

Publicado

on

Foto por: AFP

Emma Coronel Aispuro, esposa de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo” se declarará culpable esta semana de los cargos de ayudar a su pareja a administrar su imperio multimillonario de narcotráfico, así como de ayudarlo a planear su escape de la prisión de El Altiplano, ubicada en Almoloya de Juárez, en julio de 2015. 

De acuerdo con The New York Times, Coronel, de 31 años, comparecerá ante el juez el jueves de junio por la mañana en el Tribunal Federal de Distrito en Washington para declararse culpable de los cargos.

La esposa del “Chapo” fue detenida el 22 de febrero en el Aeropuerto Internacional de Dulles, en el estado de Virginia, luego de una investigación de casi dos años por parte de los agentes del orden de Estados Unidos sobre su papel en los negocios de Guzmán Loera, con quien tiene dos hijas.

Según fuentes consultadas por NYT, el acuerdo de culpabilidad con los fiscales en Washington no le exige cooperar con las autoridades estadounidenses, aunque en un principio se especuló que Coronel podría fungir como informante sobre las actividades del Cártel de Sinaloa.

Aunque es inusual que las autoridades emprendan persecusión contra las esposas de los capos de la droga, el caso de Emma Coronel especial, dado que la familia de esta exreina de belleza está ligada al narcotráfico desde hace varios años.

Durante el juicio de “El Chapo” se presentaron pruebas sustanciales que indicaban que ella, estaba vinculada a su actividad criminal e incluso, enviaba mensaje a su padre, Inés Coronel Barreras, quien se desempeñó como uno de las principales lugartenientes de Guzmán antes de su arresto en México en 2013.

Además, se alega que Coronel Aispuro conspiró con otros para ayudar a Guzmán Loera en su escape de la prisión del Altiplano el 11 de julio de 2015

Después de que “El Chapo” fue arrestado nuevamente en México en enero de 2016, Emma Coronel habría conspirado para planear una nueva fuga de Guzmán previo a su extradición a los Estados Unidos en enero de 2017.

Los fiscales dicen que usando sus privilegios de visita, actuó como emisaria entre su esposo y un equipo de conspiradores, incluido su propio hermano, que planeó la fuga construyendo un túnel hacia la celda de Guzmán Loera en El Altiplano.