Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Alemania avala extradición de Puigdemont por malversación

El expresidente catalán celebró que la justicia alemana no admitiera la acusación de rebelión en su dictamen…

Alemania avala extradición de Puigdemont por malversación. Foto: Especial

Un tribunal alemán dio luz verde este jueves a la extradición del líder independentista catalán Carles Puigdemont a España pero únicamente por presunta malversación y no por el cargo más grave del que se le acusa: de rebelión.

La “extradición por la acusación de malversación de fondos públicos es admisible; una extradición por la acusación de rebelión no es admisible”, indicó la corte superior regional de Schleswig-Holstein.

El dictamen cierra precisa que ahora recae en el fiscal organizar la entrega a las autoridades españolas y que el expresidente de Cataluña “es libre” hasta entonces.

Como respuesta, Puigdemont celebró que quede descartada la extradición por rebelión, la principal acusación del Tribunal Supremo español que lo reclama por su papel en el fallido intento de secesión de 2017.

“Hemos derrotado la principal mentira sostenida por el Estado. La justicia alemana niega que el referéndum del 1 de octubre fuera rebelión”, escribió en su cuenta de Twitter.

En respuesta, el socialista Pedro Sánchez, titular del gobierno español dijo por su parte en Bruselas que no comentaba las decisiones de justicia.

La decisión del tribunal representa un golpe a las acusaciones presentados por España para reclamar su extradición, ya que impide un juicio por rebelión.

ES DE INTERÉS | Independentistas presos serán transferidos a Cataluña

 

La corte parte además del principio de que el tribunal español “respetará” la decisión alemana y que no procesará al acusado por rebelión además de por corrupción.

Los jueces rechazaron asimismo los argumentos de Puigdemont que estimaba ser una víctima política y que por consecuente no se debía dar curso a su extradición.

España acusa a Puigdemont de rebelión y malversación de fondos por el referéndum de independencia ilegal organizado en 2017.

El expresidente catalán se refugió en Bélgica tras su destitución y desde ese país viajaba a otros de la Unión Europea. Fue detenido en marzo pasado en el norte de Alemania cuando viaba en coche de Finlandia a Bélgica.

Los abogados de Puigdemont criticaron la decisión de la justicia alemana y aseguraron que ese país no debe participar en la criminalización de un comportamiento democrático y que no debe inmiscuirse en querellas explosivas internas en España.

En total 25 dirigentes separatistas catalanes fueron acusados por su papel en el intento de secesión de España el 27 de octubre de 2017, día en que el parlamento catalán votó una declaración unilateral de independencia.

Trece de ellos están acusados de rebelión. Nueve están en detención provisoria y cuatro huyeron al extranjero.

El miércoles, los últimos tres líderes independentistas que quedaban encarcelados cerca de Madrid por su participación en el intento de secesión llegaron a Cataluña, culminando el traslado aprobado días atrás por el gobierno español.

La semana pasada habían sido trasladados los seis primeros, entre ellos el exvicepresidente Oriol Junqueras y la expresidenta del Parlamento Carme Forcadell. ( con información de AFP).