:)

LM 360º

Fabricantes de armas no pueden quitarse sangre de las manos: March For Our Lives

La organización estadounidense respaldó a México y dijo que es claro que las empresas son responsables

Publicado

on

Canva

La Organización March For Our Lives respaldó la decisión del Gobierno de México para imponer una demanda contra los fabricantes de armas en Estados Unidos. 

A través de un desplegado, la organización aseguró que el problema de la venta irregular de armas es un problema cultural y señaló que es muy claro que las empresas son responsables por las vidas perdidas por las armas de guerra que anuncian y venden. 

De igual forma, reconocen que los estadounidenses tienen una relación problemática y poco saludable con las armas. 

Ya es hora de que los fabricantes de armas de Estados Unidos se responsabilicen de poner las ganancias sobre las personas. La forma en que operan los fabricantes de armas de Estados Unidos hoy deja en claro que no son solo traficantes de armas, son traficantes de muerte”, se lee. 

Ante ello, mostraron su solidaridad con los sobrevivientes de la violencia por armas de fuego y a las víctimas de México y todo el mundo. 

Subrayaron que los fabricantes de armas no pueden quitarse la sangre de las manos alegando ignorancia y deben rendir cuentas. 

También March For Our Lives  hizo un llamado al Congreso de EUA para que derogue la Ley de Protección del Comercio Legal de Armas (PLCAA), uno de los “mayores obsequios” que otorga a los fabricantes y distribuidores de armas inmunidad de responsabilidad legal. 

LEER MÁS: México busca un chivo expiatorio: responden fabricantes de armas a SRE

La acción judicial, presentada el miércoles por México ante una corte federal de Boston, denuncia un “comercio negligente e ilícito” que alienta el contrabando de dichas armas y la violencia del narcotráfico en el territorio mexicano.

Entre las compañías denunciadas se encuentran Smith & Wesson, Beretta, Colt, Glock, Century Arms, Ruger y Barrett, productores de al menos 68% de las más de medio millón de armas que se introducen ilegalmente a México cada año, según información incluida en el alegato judicial.

AT