:)

LM 360º

Hombre rocía gasolina y quema viva a su mujer en Francia

El agresor persiguió a la víctima por la calle y le disparó en las piernas antes de rociarla con el gas

Publicado

on

Foto: PHILIPPE DESMAZES / AFP / Ilustrativa

Burdeos, Francia.- Una francesa de 31 años, madre de tres hijos, fue quemada viva por su marido, que la persiguió por la calle y le disparó en las piernas antes de rociarla con gasolina y prenderle fuego, informó el miércoles la policía.

El macabro asesinato tuvo lugar el martes en pleno día en un barrio de clase media de la ciudad de Mérignac, cerca de Burdeos.

La mujer y el hombre de 44 años, que en 2020 fue condenado por violencia conyugal contra la misma víctima, estaban separados. Sus hijos de tres, siete y once años vivían con la madre.

El hombre disparó varias veces contra la mujer mientras ésta huía por una calle, alcanzándola en las piernas. Después de que ella se desplomara, le prendió fuego mientras aún respiraba, dijo la policía.

El hombre fue detenido media hora después del asesinato en la localidad vecina de Pessac. En el momento de su arresto estaba armado con un rifle, dijo la fiscalía de Burdeos.

Está acusado de asesinato y también es sospechoso de haber incendiado la casa donde vivía la mujer.

Los hijos de la pareja no estaban en casa en el momento del ataque, dijo la fiscalía, que añadió que estaban recibiendo atención psicológica.

Lo vecinos de la víctima expresaron su consternación por lo ocurrido. “Había encontrado la fuerza de separarse en la primavera pasada, cuando su marido fue condenado por haberla golpeado nuevamente. Pero salió de la cárcel en septiembre u octubre. Desde entonces la acosaba, la espiaba, la perseguía”, contó un vecino al diario Sud-Ouest.

“Hace unos dos meses la volvió a agredir a la salida de un supermercado. Logró hacerla subir a su camioneta e intentó estrangularla. Pero ella logró huir”, añadió.

La ministra de la Igualdad, Marlène Schiappa, dijo estar “horrorizada por este despreciable crimen“. “La lucha contra la violencia conyugal y el feminicidio continúa“, aseguró en Twitter.

Pero varias asociaciones cuestionaron la acción del Estado.

“Además de ser un multirreincidente, ¡tenía una pistola! ¡Otra vez!”, tuiteó Anne-Cecile Mailfert, presidenta de la Fundación Mujeres, que pide la retirada sistemática de las armas de fuego a los cónyuges violentos.

Inacción del Estado“, reaccionó también en la red social la asociación Osez le féminisme, estimando que “todo el mundo sabía que era peligroso y estaba armado“.

En 2020, se registraron 90 feminicidios en Francia, frente a 146 el año anterior.

Noticias en la Mira | QT