:)

LM 360º

Las 17 mujeres que EUA ha ejecutado en su historia moderna

Publicado

on

mujeres ejecutadas eua

Este 13 de enero el mundo quedó conmocionado con la noticia de que Lisa Marie Montgomery, una mujer de 52 años, fue ejecutada en Estados Unidos tras atacar a una mujer embarazada para sacarle del vientre a su bebé y criarlo como hijo propio.

Y es que, si el caso no es atroz por sí solo, recibió extensa atención mediática al tratarse de la primera mujer estadounidense que el Gobierno Federal determina ejecutar en 7 décadas, desde que Bonnie Emily Brown Heady fue enviada a la cámara de gas por el secuestro y posterior asesinato de Bobby, un pequeño de 6 años, hijo de un comerciante millonario.

En diversos medios de comunicación, este dato ha generado la errada idea de que Montgomery fue la primera mujer ejecutada desde los años cincuenta. En realidad, sólo fue la primera vez que fue el Gobierno Federal dictó la sentencia, pero durante este periodo, otras 16 mujeres han enfrentado un destino parecido, en manos de gobiernos estatales.

Por tal razón, hemos decidido una lista completa con las mujeres que han enfrentado la pena de muerte en el país desde 1984 hasta el día de hoy, al tiempo que ahondaremos en las historias y los crímenes de algunas de elas.

Velma Barfield (Carolina del Norte)

Fue en 1976 que Estados Unidos reimplementó la pena de muerte como condena a personas responsables de crímenes excepcionales y atroces. No fue sino hasta 1984 que el estado de Carolina del Norte se convirtió en la primera región en aplicar dicho castigo a una mujer.

Se trataba de Margie Velma Barfield, quien fue acusada por envenenar a cinco personas, y que se convirtió además en la primera mujer en recibir la inyección letal.

Hija de un padre violento y una madre ausente, Barfield (nacida como Margie Velma Bullard), escapó de su casa y contrajo matrimonio con Thomas Burke, con quien formó una feliz familia con dos hijos hasta que, tras un a histerectomía, desarrolló un crónico dolor despalda que modificó radicalmente su comportamiento y la convirtió en una persona farmacodependiente.

La situación llenó de tensión a su matrimonio, y Thomas, para escapar de su realidad, se volvió alcohólico y violento.

Los crímenes

Un día en 1969, cuando la pareja sólo interactuaba para enfrascarse en amargas discusiones, después que Burke se había desmayado, aparentemente por el consumo excesivo de alcohol, Velma y los hijos se fueron, regresando para encontrar el hogar incendiado y Burke muerto.​ Solo unos meses después, su hogar se quemó nuevamente, esta vez con una recompensa de dinero del seguro.

En 1970, Velma se casó con un viudo, Jennings Barfield. Menos de un año después de su matrimonio, Jennings murió de un aparente ataque al corazón, dejando a Velma viuda una vez más. Velma siempre negó haberlo asesinado.

La siguiente víctima sería Lillian Bullard, su propia madre, quien durante la Navidad de 1974 mostró síntomas de intensa diarrea, vómitos y náuseas y murió horas después en el hospital.

En años posteriores, trabajando como cuidadora de ancianos, otras cuatro muertes sospechosas fueron vinculadas a ella, incluida la de Stuart Taylor, quien fuera su novio.

De un total de 7 muertes a las que se le intentó relacionar previamente, la mayoría con circunstancias similares, sólo Velma sólo pudo ser culpada por 5 de ellas. De todos modos, dada la premeditación y frialdad con la que parecía operar, fue enviada al corredor de la muerte.

Sus últimos años fueron pasando atendiendo a los presos.8​Antes de su ejecución, dio una declaración;

“Sé que todos han pasado por mucho dolor, todas las familias conectadas, y lo siento, y quiero agradecer a todos quienes me han estado apoyando esos seis años.”

Barfield rechazó una última comida, teniendo una bolsa de frituras y una lata de Coca-Cola; el día de su ejecución el 2 de noviembre de 1984, ,vestía pijama de color rosa y un pañal para adultos.

Barfield fue enterrada en el pequeño cementerio de Parkton, Carolina del Norte, cerca de su primer esposo, Thomas Burke.

Margie Velma Barfield (Bullard) (1932 - 1984) - Genealogy

Karla Faye Tucker

La texana Karla Faye Tucker fue la primera mujer ejecutada en Texas desde la ejecución de Josefa ‘Chipita’ Rodríguez en 1863. El 11 de junio de 1983, Tucker y unos amigos, luego de consumir altas dosis de drogas y alcohol, fueron a robar a Jerry Lyan Dean. Cuando Dean los descubrió, Tucker lo asesinó a sangre fría a base de golpes de pico. También mató a la novia de Dean, Deborah Thornton.

Tucker acudió a su juicio totalmente drogada, y por ello la vista estuvo a punto de suspenderse. Por culpa del efecto de las drogas, llegó a manifestar que sintió placer sexual al matar. Tras unos años en la cárcel, se rehabilitó y dio varias charlas en contra de las drogas. Su caso inspiró un movimiento que abogaba el cambio de la condena de muerte por la cadena perpetua. Sin embargo, Tucker fue ejecutada en por una inyección letal el 3 de febrero de 1998.

Chilling true story of female killer who reached orgasm as she butchered  her victims with a pickaxe

Judy Buenoano (Florida)

En 1998, Judias “Judy” Buenoano se convirtió en la tercera mujer condenada a pena de muerte tras la reinstauración de la sanción, pero, a diferencia de las dos condenadas previas a ella, también se convirtió en la primera desde los años 50 en morir en la silla eléctrica.

Tras 50 años sin implementar la pena capital a una mujer, el estado de Florida determinó este destino a Buenoano tras acusársele del asesinato de su esposo, James Goodyear (1971); de su hijo adoptivo, Michael Buenoano (1980); y el intento de asesinato de su exnovio, John Gentry (1983).

Además, posteriormente se comprobó que también habría asesinado a su novio Bobby Joe Morris, en 1978.

Común en asesinas seriales, principalmente porque no hace fuelte ejercer fuerza física, el modus operandi en los asesinatos de Buenoano fue el envenenamiento; en su caso, por arsénico. Sus móviles habrían sido monetarios.

Descriptible como un lobo en piel de oveja, la razón por la que Buenoano tuvo un amplio periodo de actividad como asesina fue que era difícil concebir que una mujer tan dulce fuera capaz de matar a alguien.

Prueba del amigable perfil con el que se conducía, Nacida como Judias Welty, la asesina se cambió el apellido, aparentemente en un honor a su difunto esposo, James Goodyear. Buenoano era un juego de palabras, mal traducido al español, de Goodyear.

Why Did Judy Buenoano Kill James Goodyear? | Bad Marriages

Christina Marie Riggs

Si un caso en esta lista es desconcertante, es el de Christina Marie Riggs, una madre que en el año 2000 recibió la inyección letal por haber asesinado a sus dos hijos.

Su hermano mayor y posteriormente un vecino hicieron que desde la temprana edad de seis años, Christina fuera víctima de abuso sexual. Tan sólo a los 16, quedó embarazada y decidió dar en adopción a su hijo.

Parecía que su vida comenzaba a dar un giro muy positivo cuando, tras terminar la secundaria, se convirtió en enfermera licenciada y, luego de varias relaciones fallidas, consolidó un vínculo más formal con Jon Riggs, un marinero.

En junio de1992, nació Justin, el primer hijo que tuvo durante la relación. Dos años después llegó Shelby, su hija menor. Rápidamente, el núcleo familiar comenzó a desmoronarse por tensiones entre Christina y Jon, debido a su enérgico carácter.

Crime and Capital Punishment Forum

Riggs era un hombre tan violento que en una ocasión golpeó tan fuerte al pequeño Justin que el menor tuvo que ser llevado al hospital.

Fue el 4 de noviembre de 1997 que, trastornada y en un impulso vehemente, pero premeditado, Christine decidió asesinar a sus hijos inyectándoles cloruro de potasio mientras dormían, luego de haberlos sedado.

Sin embargo, luego de inyectar la sustancia a Justin, esta no se diluyó de la manera esperada en sus venas, y le ocasionó terribles dolores. Al notar esto, Christine decidió asfixiarlo con una almohada. Después se dirigió a la cama de Shelby y la asfixió sin inyectarle nada, luego de ver los dolorosos efectos en Justin.

 A continuación Riggs colocó los cuerpos de los niños en su cama, los cubrió con una manta, y escribió notas de suicidio. Luego intentó suicidarse tomando veintiocho pastillas de amitriptilina e inyectándose a sí misma con cloruro de potasio diluido. Diecinueve horas más tarde, la madre de Riggs la descubrió inconsciente en el suelo de su casa.

Christina Marie Thomas Riggs (1971-2000) - Find A Grave Memorial

Durante el juicio de Riggs, la defensa, con base en su pasado tormentoso, intentó argumentar que la mujer era inimputable por padecer de demencia, pero el jurado desestimó la versión. Fue la propia Christina quien se rehusó a tener una defensa para oponerse a la pena de muerte, pues ella misma consideraba que merecía ser ejecutada.

Posteriormente se reveló que sus razones para matar a los niños es que ella no quería que fueran separados luego de que ella se suicidara, pues en realidad eran de padres diferentes.

El dos de mayo del 2000, el día de su ejecución, Christina Marie Riggs se mostró profundamente arrepentida de lo que hizo. Sus últimas palabras fueron:

“Los amo, mis bebés”.

Aileen Wournos

El de Aileen Wournos es probablemente el caso más popular e infame de esta lista, ya que su caso ha sido llevado a la televisión y hasta la pantalla grande, con cintas como Monster (2003), o la serie American Horror Story (2015).

Y es que, al tiempo que hay quienes la señalan como una los asesinos seriales más desalmados de la historia de Estados Unidos, su historia también ha sido vista como una muestra del terrible entorno de violencia y abuso al que las mujeres están sometidas durante sus vidas, así como de la importancia de dar lugar al tema de la salud mental.

Nacida como Aileen Carol Pittman, Wournos fue hina de un hombre pederasta y ultraviloento al que no conoció, ya que permaneció encerrado en hospitales psiquiátricos antes de suicidarse cuando la asesina era muy pequeña.

Tras el posterior abandono de su madre, la pequeña Aileen y su hermano Troy quedaron al cuidado de sus abuelos paternos. Su abuelo, reveló Wournos posteriormente, abusaba constantemente de ella sexual y físicamente.

En medio de un entorno tan negativo, Aileen Wournos mantuvo relaciones sexuales con varios hombres desde muy temprana edad, incluido su hermano, de quien además desarrollaría una enfermiza dependencia posteriormente.

A los 15 años quedó embarazada y fue desterrada de su comunidad, por lo que estuvo viviendo en un automóvil abandonado y luego dio en adopción a su hijo.

Luego de un matrimonio fallido con un hombre de 76 años, Wournos comenzó a delinquir y trabajar como prostituta, pese a estar infectada ya por un creciente odio al sexo masculino, al tiempo que intentaba mantener una relación con Tyria J. Moore, a quien conoció en un bar gay.

La animadversión que sentía por los hombres se cobró su primera víctima en noviembre de 1989, Richard Mallory, un electricista de 51 años que había sido condenado por abusos sexuales y al que su asesina acusó años más tarde de haberla sodomizado y golpeado brutalmente. Unos jóvenes descubrieron su cadáver en un bosque cercano a Daytona Beach. Le habían disparado en tres ocasiones, todas ellas en el pecho, con un calibre 22.

Desde este punto, distorsión, confusión y paranoia. Seis hombres más murieron en sus manos. Según Wuornos, todos ellos la violaron (o intentaron hacerlo) mientras ejercía la prostitución. 

Fue detenida varias ocasiones antes, y siempre dejada en libertad. Ella alegaba que la policía siempre estuvo consciente de su culpabilidad durante sus primeros crímenes, pero decidían no detenerla porque ella hacía el trabajo de “limpieza de las calles” al matar a los violadores.

En sus últimos años culpaba a la sociedad de haberla utilizado y deshecho su salud mental con tal de satisfacer sus propios fines. El día de su ejecución, dijo:

“Yo sólo quiero decir que estoy navegando con el rock y regresaré como en el Día de la Independencia con Jesús, el 6 de junio, al igual que en la película, con grandes naves nodrizas y todo. Regresaré“.

Aileen Wuornos - Criminalia, la enciclopedia del crimen

Lisa Mary Montagomery

El 16 de diciembre de 2004, Montgomery estranguló a la mujer embarazada de ocho meses con un cordón rosa en su casa en Skidmore, Misuri, le abrió el vientre, extrajo el feto y cortó con cuidado el cordón umbilical del bebé prematuro. Más tarde intentó hacer pasar a la niña como su propia hija. Stinnett fue descubierta por su madre, Becky Harper, en un charco de sangre solo una hora después de la agresión.

Harper inmediatamente llamó al 911, describiendo las heridas que le causaron a su hija como si «su estómago hubiera explotado». Los intentos de los paramédicos por revivirla fueron en vano y fue declarada muerta en Hospital St. Francis en Maryville, Misuri.

En sus manos sujetaba algunos mechones de cabellos rubios. Su madre explicó que una hora antes justo le decía por teléfono que esperaba la visita de una mujer de Fairfax cuando colgó para recibirla.

El 17 de diciembre de 2004, Montgomery estaba en su casa cuando fue arrestada.​ Después de la captura de Montgomery por la policía, la criatura raptada por Lisa fue recuperada. Victoria Jo Stinnett fue devuelta al cuidado de su padre, Zeb Stinnett,​ que había salido a trabajar cuando su esposa fue asesinada.

Antes de ser condenada a la inyección letal, los abogados de Montgomery alegaron que su clienta padecía trastornos mentales graves, consecuencia de las agresiones y violaciones en grupo que sufrió cuando era niña, y no comprendía el sentido de su condena, una condición indispensable para que sea ejecutada. 

Sin embargo, tras más de 15 años, este 13 de enero, Montgomery fue ejecutada. Medios locales reportaron que cuando se le preguntó si tenía últimas palabras, Lisa Marie simplemente dijo “no”.

Estadísticas:

Del total de los 17 casos, los estados que a más mujeres han ejecutado desde la reinstauración de la pena de muerte en el país son:

  • Texas: 6
  • Oklahoma: 3
  • Florida: 2

Por otra parte, Alabama, Arkansas, Carolina del Norte, Georgia y Virginia acumulan el resto de las ejecuciones. Cada estado con un caso. Lisa Montgomery, condenada por el gobierno federal, fue ejecutada en el estado de Missouri.

Judy Buenoano y Linda Lyon Block son las únicas mujeres de la lista que fueron enviadas a la silla eléctrica. El resto murieron por inyección letal.

Fue durante la década del 2000 que la mayoría de estas mujeres fueron ejecutadas (8 de las 17); siete de las ocho tan sólo en los primeros tres años de la década (de 2000 a 2002)

  1. Velma Barfield (02/11/84)
  2.   Karla Faye Tucker (03/02/98)
  3. Judias “Judy” Buenoano (30/03/98)                    
  4. Betty Lou Beets (24/02/2000)
  5. Christina Marie Riggs (02/05/2000)                 
  6. Wanda Jean Allen (11/01/2001)                         
  7. Marilyn Kay Plantz (01/05/2001)       
  8. Lois Nadean Smith (04/12/2001)        
  9. Lynda Lyon Block (10/05/2002)                           
  10. Aileen Wuornos  (09/10/2002)            
  11. Frances Newton (14/09/2005)                            
  12. Teresa Lewis (23/09/2010)     
  13. Kimberly McCarthy (26/06/2013)                        
  14. Suzanne Basso (05/02/2014)                 
  15. Lisa Ann Coleman (17/09/2014)                           
  16. Kelly Gissendaner (30/09/2015)                         
  17. Lisa Marie Montgomery (13/01/2021)

EC