Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Todo es un “montaje político para incriminar al papa”: cardenal

Ouellet papa Francisco

El cardenal canadiense Marc Ouellet defendió firmemente este domingo al papa Francisco, quien fue acusado por un exembajador del Vaticano de haber encubierto al arzobispo estadounidense Theodore McCarrick, quien fue destituido en julio por acusaciones de abuso sexual.

El acusador, monseñor Carlo Maria Vigano, italiano, quien fue nuncio en Washington entre 2011 y 2016, afirmó a finales de agosto que el papa Benedicto XVI había impuesto “sanciones” al excardenal McCarrick, sospechoso ya entonces de abusos sexuales a seminaristas y curas.

Esas sanciones las habría anulado ‘de facto’ el papa Francisco, elegido en 2013, al consultar al estadounidense sobre numerosas nominaciones de cardenales.

El papa retiró a finales de julio a monseñor McCarrick su título de cardenal, tras una investigación sobre las acusaciones de un hombre que afirmaba haber sido víctima de abusos sexuales en los años 1970. El prelado, de 88 años, tiene prohibida cualquier aparición pública.

“La acusación es un montaje político privado de fundamento real para incriminar al papa”, estima el cardenal canadiense Marc Ouellet, prefecto para la Congregación para los Obispos desde 2010. En una carta abierta publicada este domingo por el Vaticano, el prelado canadiense pide a monseñor Vigano, quien se pronunció desde un lugar secreto, que salga de su “clandestinidad” y “se arrepienta”.

En la misiva, subraya que el cardenal McCarrick nunca fue objeto de “sanciones” canónicas formales, y señala que registró los archivos de la Congregación para los Obispos y que no encontró ningún documento firmado ni por el papa Benedicto XVI ni por Francisco.

“La razón es que entonces no se disponía, como ahora, de pruebas suficientes sobre su presunta culpabilidad”, explica el prelado, quien destaca la posición de “prudencia” del Vaticano.

No obstante, el cardenal McCarrick “fue exhortado” por los embajadores del Vaticano “a no viajar y a no hacer apariciones públicas para no provocar otros rumores que circulaban sobre su persona”.

El prelado canadiense indica haber informado de ello “oralmente” en noviembre de 2011 a monseñor Vigano, recién nombrado en aquel entonces embajador en Washington, dando así la razón sobre este punto al italiano.

El papa Francisco anunció el sábado una investigación de los archivos del Vaticano para arrojar luz sobre el excardenal estadounindese Theodore McCarrick, en la primera respuesta del papa a las acusaciones de monseñor Vigano.

 

ES DE INTERÉS |

Acusan a Francisco por encubrir a cardenal de EU