Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

“Queremos participar en reformas del Vaticano” Víctimas de abuso sexual

El Papa Francisco pidió a los obispos que se acercaran a las víctimas de abuso sexual para conocer su sufrimiento…

Víctimas de abuso sexual
Foto: KAMIL KRZACZYNSKI / AFP

Defensores de víctimas de abuso sexual del clero de Estados Unidos exigieron el miércoles su inclusión en una histórica conferencia que se celebrará en febrero en el Vaticano para abordar la crisis que golpea a la Iglesia católica, mientras obispos estadounidenses se reunían en oración cerca de Chicago.

Los grupos Terminar con el Abuso del Clero (ECA) y la Red de Sobrevivientes de los Maltratados por los Sacerdotes (SNAP) dijeron que habían enviado una carta abierta al papa Francisco para que se incluyera a las víctimas en las discusiones de las reformas de la Iglesia católica.

Los activistas también exigieron se aparten a los cardenales estadounidenses Blase Cupich, líder de la Arquidiócesis de Chicago, y el líder de los obispos de Estados Unidos, el cardenal Daniel DiNardo, de su papel clave en el evento del Vaticano porque son sospechosos de haber ocultado abusos.

“Le estamos pidiendo al papa que haga algo muy simple: que ponga a liderar su cumbre a personas que no estén salpicadas por los delitos sexuales contra niños. Entonces, sobrevivientes y el resto del mundo podrían tener un atisbo de esperanza”, dijo el portavoz de la CEA Peter Isely, considerado una víctima de estas prácticas.

Patricia Gallgher Marchant tenía entre 7 y 8 años cuando sufrió los abusos de un religioso que se hizo amigo de su familia. Más de cinco décadas después, la mujer de 61 años pidió a la Iglesia que escuche a las víctimas.

La petición se produjo dos semanas después de que el principal fiscal del estado de Illinois, donde está Chicago, revelara cientos de denuncias de abuso de clérigos no difundidas previamente.

La fiscal general de Illinois, Lisa Madigan, aseguró en un informe que los funcionarios de la iglesia manejaron mal las investigaciones y no informaron a la policía de todas las denuncias.

Las autoridades estatales acusaron a más de 500 miembros del clero a los pocos meses de investigar los registros de las diócesis, según Madigan,  una cifra mucho más alta que los 185 previamente denunciados.

La escala del encubrimiento eclipsó el trabajo de un gran jurado en Pensilvania, que en agosto aseguró que más de 300 sacerdotes habían abusado de más de mil víctimas durante décadas.

Al anunciar la reunión de febrero para hablar sobre la crisis, el papa Francisco instó a los obispos a acercarse a las víctimas de abuso sexual para conocer de primera mano su sufrimiento.

FI

ES DE INTERÉS |

Bolsonaro arranca una etapa ultraderechista en Brasil