:)

Mundo

Muerte de Mahsa Amini por usar mal el velo musulmán desata protestas en Irán

Durante el funeral de la joven estallaron las protestas que hasta el momento han dejado decenas de detenidos y al menos 3 muertos

Publicado

on

Mahsa Amini
Foto: Ozan KOSE / AFP

Mahsa Amini, una joven iraní de apenas 22 años, murió tras ser detenida por la policía de la moral en Teherán, Irán, y pasar tres días en coma, por no llevar bien el velo musulmán.

Su caso ha conmocionado el mundo y especialmente a las mujeres iraníes, quienes se encuentran furiosas por lo que le ocurrió a Mahsa por el comportamiento violento de los oficiales de la policía, según reportaron agencias.

Los hechos ocurrieron el pasado martes, cuando la joven se encontraba en la capital de visita con su familia y fue detenida por dicha unidad encargada de vigilar el uso correcto del velo.

Periódico Hafteh Sobh de Irán que retrató la muerte de Mahsa Amini. Foto: ATTA KENARE / AFP

La policía de la moralidad supervisa el respeto del estricto código de vestimenta impuesto a las mujeres iraníes y ha sido criticado en varias ocasiones en los últimos meses por sus intervenciones violentas contra jóvenes acusadas de infringir dichas normas, en vigor en el país desde la revolución islámica en 1979.

Según las autoridades iraníes, la joven falleció por causas naturales, pero según informaciones difundidas por activistas y la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos fue golpeada violentamente en la cabeza y contra un vehículo de la policía.

Manifestaciones

Desde el viernes cuando se dio a conocer el deceso de Amini se han llevado a cabo diversas manifestaciones y protestas en Irán que hasta el momento han dejado tres muertos.

La joven fue enterrada el sábado en su ciudad natal de Saquez, y desde entonces estallaron las protestas, donde la policía ha hecho uso de gases lacrimógenos para dispersas a los manifestantes.

Protestas en Teherán, Irán, por la muerte de Mahsa Amini. Foto AFP

Incluso en redes sociales se han difundidos videos donde las mujeres se retiran el velo y muestran su cabello, conducta que es penada en Irán, como protesta por la muerte de Amini.

Las Naciones Unidas y grupos defensores de los derechos humanos también levantaron la voz este marte ante la violenta represión de las manifestaciones que se han presentado.

Las protestas más violentas han ocurrido en la provincia del Kurdistán, de donde era originaria la víctima, cuyos enfrentamientos han dejado decenas de heridos y arrestados, de acuerdo con activistas.

Protestas en Teherán, Irán, por la muerte de Mahsa Amini. Foto AFP

Testimonios y videos que circulan en las redes sociales “indican que las autoridades usaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes y aparentemente utilizaron fuerza letal en la provincia del Kurdistán“, dijo Human Rights Watch, ONG basada en Nueva York.

Policía de la moralidad

La policía de Teherán afirmó que “no hubo ningún contacto físico” entre los agentes y la chica.

El jefe de la policía de Teherán, el general Hosein Rahimi, rechazó nuevamente las “acusaciones injustas contra la policía”.

“Todas las pruebas demuestran que no hubo negligencia o comportamiento inapropiado de parte de los policías”, aseguró. “Se trata de un incidente lamentable y deseamos no ser nunca más testigos de estos incidentes”.

El general señaló también que la joven había violado el código de vestimenta y que los policías pidieron a sus familiares que le trajeran “ropas decentes”.

La televisión oficial difundió el viernes un vídeo de vigilancia en el que se muestra a una mujer, presentada como Mahsa, desplomándose en la comisaría tras discutir con una agente.

Amjad Amini, el padre de la víctima, dijo el lunes a Fars que “no aceptaba lo que (la policía) le mostró” porque, según él, “cortaron el vídeo”.

El padre de la víctima desmintió las afirmaciones del ministro iraní del Interior, Ahmad Vahidi, según el cual Mahsa Amini tenía problemas previos, y aseguró que su hija estaba “en perfecto estado de salud”.

Con información de AFP| DE

Noticias

Publicaciones relacionadas