Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

ABM emprende cruzada contra eliminación de comisiones

Ante la iniciativa de ley presentada por el senador Ricardo Monreal y Bertha Caraveo para eliminar el cobro de diversas comisiones bancarias, la Asociación de Bancos de México (ABM) presentó un análisis donde explica las graves consecuencias que tendría para el sistema financiero y para la economía en general la aprobación de dicho proyecto.

En términos generales consideran que la iniciativa representa graves amenazas a la penetración bancaria, la inclusión financiera, el desarrollo de la banca electrónica, la rentabilidad bancaria y las inversiones en infraestructura por parte de la banca y de otras industrias preocupadas por sufrir el mismo trato en el futuro.

En el documento la AMB precisa que las comisiones en el sistema bancario mexicano no son altas cuando se les compara a nivel internacional, además de que han venido disminuyendo su participación dentro de los ingresos totales de la banca, asegura. En todo caso considera que su eliminación no es un mecanismo adecuado para enfrentarlo.

También afirma que son “incorrectos y mal elaborados” los datos presentados en la iniciativa, en particular, los cálculos de la CONDUSEF que muestran que en México son mayores las comisiones que cobran las instituciones subsidiarias de bancos internacionales que los que cobran sus matrices.

Los datos de las matrices se obtienen utilizando las comisiones a margen bruto (sin tomar en cuenta los gastos) mientras que para los bancos mexicanos se toman comisiones a resultado de la operación (incluyendo los gastos)”.

En este sentido, indica que por el contrario, las comisiones de los bancos mexicanos, como porcentaje de sus ingresos, son muy similares a las de sus matrices.

Advierte que atacar un problema de comisiones altas mediante prohibición puede incentivar al uso de efectivo y con ello la informalidad y el crimen; por otro lado puede desalentar el uso de canales digitales, es negativa para la inclusión financiera, reduce los incentivos para invertir en infraestructura y generaría incentivos para realinear el cobro de comisiones y con ello encarecer el crédito.

La AMB denuncia que la prohibición de comisiones de cualquier tipo atenta contra el derecho a cobrar por el bien o servicio que se provee, además de que aquellas que se propone eliminar con la iniciativa de Monreal son relativas a servicios que implican un costo de los insumos y las inversiones que se requieren para proveer el servicio.

Pide que en lugar de suprimirlas se trabaje en incrementar la transparencia y claridad  de los cobros, con campañas de educación financiera, promover el uso de esquemas digitales para reducir su costo y procurar un entorno de eficiencia competencia en el sistema financiero y bancario.

Asimismo propone que la educación financiera sea abordada por parte de la Secretaría de Educación Pública, haciendo de la materia objeto de estudio sistemático en diferentes niveles escolares en colaboración de autoridades y la banca.

El efecto negativo de la prohibición

La Asociación de Bancos de México apuntó que la eliminación de las comisiones pudiera no tener el efecto que buscan sus promotores, pues la pérdida de dichos ingresos, asociados a costos en términos de procesos bancarios (reposición de plásticos, reimpresiones, consultas de saldo, SPEI, etc) será resuelta mediante otros cobros.

Además, terminará por hacer que varios comercios dejen de ser rentables para la banca por no alcanzar la facturación mínima en el negocio de adquirencia, favoreciendo el uso de efectivo en perjuicio del plástico bancario, con consecuencias en seguridad de los consumidores y en detrimento del fortalecimiento tributario.

Advierte que suprimir los cobros de anualidad de la tarjeta no toma en cuenta que es un costo conocido por los usuarios y que sus beneficios, que ahora serían revaluados perjudicando a los clientes.

Subrayan que parecen ausentes en las consideraciones de los legisladores las ventajas que ofrece la banca electrónica y móvil, específicamente por lo que toca a la prohibición de cobros por reimpresiones de estados de cuenta y movimientos,. Lo mismo respecto a favorecer el uso de cheques de caja, en lugar de fomentar el uso de transferencias electrónicas.

También impedir a la banca el cobro por el uso de cajeros  automáticos  por  parte  de  usuarios  ajenos  tendría  efectos  graves  sobre el  mantenimiento  y expansión de la infraestructura, asegura la ABM.

La Asociación recuerda que la preocupación acerca del nivel de comisiones no es nueva e incluso fue incluida en la Reforma Financiera, además de que las revisiones del Banco de México nunca han señalado malas prácticas.

Considera que la prohibición sienta un grave precedente para este y otros sectores sobre potenciales controles de precios en el futuro, los cuales, apunta, no conducen a un mayor bienestar para los consumidores, sino a racionamiento de la oferta y mayores costos sociales.

Finaliza exponiendo que la existencia de comisiones no debería ser vista como un obstáculo para alcanzar un desarrollo económico incluyente, pues se trata de un pago por la prestación de un servicio y como tal, debe ser claro, transparente y resultado de un proceso competitivo.