:)

Negocios

Alerta Banxico de afectaciones a la economía por rebrote de Covid

Uno de los miembros de la Junta de gobierno advirtió que podrían haber “daños estructurales”

Publicado

on

La junta de gobierno del Banco de México (Banxico) reconoció que persiste un entorno de incertidumbre y riesgos a la baja para la actividad económica, destacando los riesgos de un rebrote de la pandemia, que, de acuerdo a uno de los miembros podría ser afectar de forma considerable el panorama productivo en el mediano plazo, generando daños estructurales en la economía.

De acuerdo con la minuta de la reunión de política monetaria del 12 de noviembre, el rebrote es uno de los riesgos para la actividad económica, pues podría retrasar la recuperación y a pesar de noticias alentadoras sobre la posibilidad de contar con una vacuna, aún no hay certeza sobre cuándo estaría disponible o de algún tratamiento efectivo para el virus.

Algunos miembros incluso alertaron sobre la posibilidad de que se implementen nuevas medidas
de distanciamiento y recordaron
que ciertas entidades del país que han transitado nuevamente hacia medidas de confinamiento más restrictivas de manera similar a lo observado en algunos países europeos.

Integrantes de la Junta resaltaron en la reunión que persisten otros riesgos para el crecimiento, tales como afectaciones a las finanzas públicas y su posible impacto en las condiciones de acceso a los mercados financieros.

Esto, abundaron, debe agregarse a otros riesgos externos de índole económica, política o geopolítica, los de naturaleza idiosincrásica que enfrenta el país, así como episodios de aversión al riesgo, tensiones comerciales y problemas de solvencia de hogares y empresas.

n este contexto, la mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno coincidió en mantener el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día en 4.25 por ciento; Jonathan Heath votó por disminuirlo a un nivel de 4 por ciento.

Todos coincidieron en que la decisión de mantener sin cambios la tasa de referencia constituye una pausa a fin de confirmar una trayectoria convergente de la inflación a la meta y algunos mencionaron que ésta no debe considerarse como el fin del ciclo de relajamiento monetario.

Hacia delante, todos señalaron que las decisiones de política monetaria dependerán de la información disponible, en particular de la evolución de los factores que inciden en la inflación.