Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

AMLO socava ‘las reglas del juego’ para inversionistas: EUA

En su análisis, el Departamento de Estado indica que los temores están especialmente relacionadas con el sector energético …

Los inversionistas están cada vez más preocupados de que el gobierno de la 4T, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, esté socavando las “reglas del juego”, particularmente en el sector energético, además, temen que sus políticas “contradictorias” llenen de incertidumbre la economía, informó el Departamento de Estado de Estados Unidos.

En su “Reporte sobre Clima de Inversión en México” el gobierno americano indica que las políticas, los programas y la comunicación conflictiva de la nueva administración han contribuido a las incertidumbres continuas, especialmente relacionadas con las reformas del sector energético y la salud financiera de la compañía petrolera estatal Pemex”.

Aunado a esto, advierte, los inversionistas ven con preocupación el debilitamiento de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Dicho análisis, preparado por el Buró de Asuntos Económicos y de Negocios, manifiesta que las promesas de campaña que ha cumplido López Obrador, como cancelar el proyecto del nuevo aeropuerto, suspender las subastas energéticas y de debilitar las instituciones autónomas han venido a generar más preocupación que tranquilidad.

Recuerda que México es uno de los principales socios comerciales y de inversión de los Estados Unidos; tan solo entre 1993 y 2018 el comercio bilateral creció 650% y México es el segundo mayor mercado de exportación de Estados Unidos y el tercer mayor socio comercial.

Asimismo, EUA es la principal fuente de inversión extranjera directa (IED) de México con 12 mil 300 millones de dólares ( flujos de 2018) y el equivalente al 39% de todas las entradas comerciales.

No obstante, indica, las perspectivas de ratificación del Tratado comercial entre Estados Unidos, México y Canadá para 2019 y un cambio histórico en el Gobierno mexicano el 1 de diciembre de 2018 siguen siendo fuentes clave de incertidumbre para las inversiones.

Destaca que la mayoría de las instituciones financieras, incluido el Banco de México, han revisado a la baja las expectativas de crecimiento del PIB de México y las principales agencias de calificación crediticia han rebajado o tienen una perspectiva negativa de las calificaciones soberanas y algunas institucionales de México.

Generando con ello, incertidumbre sobre el cumplimiento de los contratos. Además, la inseguridad y la corrupción también continúan obstaculizando el crecimiento económico mexicano, previene.

Estos factores aumentan significativamente el costo de hacer negocios en México.

Los temores sobre el sector energético sostienen que la administración de López Obrador buscan debilitar la autonomía política de la COFECE, CNH y CRE.  Y trae a colación que su gobierno nombró a 4 de los 7 comisionados de la Comisión Reguladora de Energía pasando por encima de las objeciones del Senado, que votó 2 veces para rechazar a los nominados del presidente.

En México, los sectores automotriz, aeroespacial, de telecomunicaciones, servicios financieros y electrónicos generalmente reciben grandes cantidades de IED. La mayor parte de esta inversión fluye hacia los estados del norte cerca de la frontera con los Estados Unidos.

Sostiene que aunque en el pasado, los inversionistas extranjeros han pasado por alto los estados del sur de México, eso puede cambiar si el enfoque de la nueva administración en atraer inversiones a la región gana terreno.

El sector energético es uno de los que más preocupan, pues, recuerdan que en 2017, México subastó con éxito 70 bloques terrestres con un interés significativo de las compañías petroleras internacionales, sin embargo, el gobierno de López Obrador decidió suspender todas las subastas futuras hasta 2022.

Además, recuerda que el propio AMLO ha cuestionado públicamente el valor de reguladores de energía y antimonopolio específicos, mientras que la corrupción continúa afectando la aplicación equitativa de algunas regulaciones.